La Policía Local de Santander ha denunciado e instruido diligencias judiciales contra el dueño de un perro que grabó y colgó en redes sociales el vídeo de una actuación policial contra él y otro hombre por tener a sus canes sueltos en la Plaza Juan Carlos I.

A pesar de que los efectivos policiales le advirtieron de la prohibición de difundir esas imágenes, el individuo lo hizo circular por varias redes sociales horas después generando ello "insultos graves, amenazas y comentarios que atentan contra la seguridad personal de los agentes".

Por ello, según ha informado hoy en un comunicado la Policía Local, se han instruido diligencias judiciales contra esta persona y se le ha denunciado administrativamente por una infracción a la Ley Orgánica de Protección de Datos.

La actuación policial que grabó el denunciado tuvo lugar el pasado 3 de enero, a las 10.00 horas, en la plaza Juan Carlos I, donde agentes de la Policía Local acudieron a requerimiento de varios ciudadanos porque en el lugar se encontraban dos perros sueltos.

Una vez en el lugar, los efectivos policiales procedieron a identificar a los propietarios de los animales, quienes con "menosprecio, faltas de respeto hacia los agentes y conalteración del orden público", fueron finalmente identificados y sancionados en base a la Ordenanza Municipal de Perros y Animales Domésticos, así como a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Fue durante el transcurso de esa intervención cuando uno de los dos individuos sancionados grabó con su teléfono móvil la actuación policial. Los agentes actuantes le advirtieron de que la divulgación de esas imágenes estaban prohibida por la Ley de Protección de Datos.

El hombre no atendió a esa advertencia y horas después difundió el vídeo por WhatsApp, Facebook e Instagram, redes sociales en las que se comentaron las imágenes con "insultos graves, amenazas y comentarios" contra los agentes que aparecían en las mismas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.