Artur Mas
Artur Mas, entrevistado en El Objetivo de La Sexta. LaSexta

El expresident de la Generalitat Artur Mas mantiene su confianza en el extesorero de CDC Daniel Osàcar, para quien el fiscal pide ocho años de cárcel por el caso Palau. "Conozco al señor Osàcar y sigo pensando que es intachable", aseguró este domingo en una entrevista en el programa El Objetivo

Mas hizo estas declaraciones el día antes de que la Audiencia de Barcelona notifique la sentencia sobre el expolio de esta infraestructura, por el que el Ministerio Público pide 14 años de cárcel para el saqueador confeso Fèlix Millet. 

El expresident, quien recordó que el fallo puede ser recurrido, defendió que, aunque se condenara a CDC por financiación irregular, él seguiría defendiendo a Osàcar. "Lo conozco y los que le van a juzgar no le conocen", argumentó.

En referencia a su propia situación, Mas consideró que más responsabilidades políticas que las que ha asumido no son posibles: "Lo he dejado todo".

No obstante, y tras haber dejado hace unos días las presidencia del PDeCAT, no descartó volver a la primera línea, aunque recalcó que "lo más probable es que no". "No le digo que no, pero no tengo plan concreto. No lo puedo descartar. Lo más probable es que no", comentó.

Crisis catalana

Sobre la situación en Cataluña, Mas recomendó al también expresident Carles Puigdemont "pensar en el país" y en el "proyecto de todos" a la hora de decidir sobre una hipotética investidura, aunque recalcó que no quiere "condicionar" su decisión a este respecto.

El expresidente catalán aseguró que nadie es "imprescindible" y comparó la actual situación de Puigdemont, huido en Bruselas, con la suya propia de hace dos años, cuando renunció a encabezar de nuevo la Generalitat por las exigencias de la CUP y dejó paso al propio Puigdemont.

No obstante, Mas recalcó que, aunque confía en que la manera de actuar de su sucesor sea "igual", en alusión al principio de "pensar en el país", eso no quiere decir que este "haga lo mismo" y no presente candidatura.

"Yo podía haber convocado elecciones, en vez de convocar, me marché. Para mí eso era interés de país. Confío en que esa manera de actuar la tenga igual, no quiero decir que haga lo mismo", manifestó.

A la pregunta de si es posible una investidura telemática, Mas consideró que en las actuales condiciones excepcionales "habrá que ver cómo se pueden interpretar las normas".

A su juicio, el tiempo le ha dado la razón al expresident, que ahora debe afrontar "familiar y personalmente" una decisión delicada, porque "si vuelve sabe que va a ir a prisión", apuntó, tras señalar que Puigdemont no le comentó que se iba a Bélgica.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.