niña muerta Béjar
La caída de una cornisa de un edificio en obras ha provocado esta mañana la muerte de una niña de 5 años. CARLOS BERMEJO / ICAL

El Ayuntamiento de Béjar ha decretado dos días de luto oficial como señal de duelo por el fallecimiento ayer de una niña de 5 años después de que los cascotes de la cornisa de un edificio que se estaba demoliendo para construir viviendas se le cayesen encima provocándole la muerte, aseguró ayer el alcalde de la localidad, Cipriano González.

El Ayuntamiento ha suspendido todas las actividades navideñas

El regidor señaló que el Ayuntamiento bejarano suspenderá todas las actividades organizadas con motivo de las fechas navideñas y precisó que hasta mañana no lucirá el alumbrado que decora la localidad.

González precisó que tanto el Consistorio como la Policía Local del municipio abrirán una investigación con el objetivo de esclarecer los hechos. En este sentido, precisó que los trabajos de demolición del inmueble, situado a la altura del número 2 de la calle Sol de Béjar, frente al colegio de la pequeña, contaban con la licencia oportuna.

Hasta mañana no volverán a lucir las luces navideñas en señal de luto

Sin embargo, fuentes policiales apuntaron que los trabajos se acometían sin ninguna valla de protección y que la única seguridad corría a cargo de un vigilante que advertía a los peatones cuándo podían cruzar la calle.

González insistió en que el Ayuntamiento pondrá a disposición tanto de la familia de la víctima como del juzgado toda la documentación que precisen para aclarar lo sucedido. Asimismo, recordó que además de los trabajadores sociales del Consistorio, un equipo de psicólogos de Cruz Roja se ha desplazado hasta la localidad para prestar atención a los familiares de la víctima.

Los sucesos se produjeron poco después de las 9.00 horas, cuando una niña de 5 años cruzaba la calle camino del colegio público Marqués de Valero acompañada de su madre cuando los cascotes de una obra se le cayeron encima causándole la muerte.

La pequeña fue trasladada en un vehículo particular hasta las instalaciones del hospital Virgen del Castañar, donde no se pudo hacer nada por su vida.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SALAMANCA