La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, ha llegado este martes a la conflictiva ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak, en una visita sorpresa (como ya hiciera en febrero de este año), según han informado fuentes oficiales iraquíes.

Rice ha volado directamente desde París

Rice ha volado directamente desde París, donde había participado en la conferencia de donantes para la Autoridad Nacional Palestina (ANP), a Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, una ciudad especialmente relevante por su condición de centro petrolero y por estar reclamada por los kurdos.

Este mismo año, a principios de septiembre, fue el presidente estadounidense, George Bush, quien llegó a Bagdad por sorpresa, en lo que supuso su tercera visita a Irak desde la invasión.

El líder británico, Gordon Brown, hizo lo mismo hace unos días, el pasado 10 de diciembre, cuando anunció que Basora pasaría a control iraquí.