Droga intervenida por la Guardia Civil
Droga intervenida por la Guardia Civil EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

Además, se ha desmantelado un punto donde los presuntos "camellos" depositaban y distribuían el hachís que transportaban en los viajes que efectuaban desde Marruecos, que los ahora detenidos tenían establecido en un domicilio de La Carlota, según detalla la Benemérita en un comunicado.

En el marco de este operativo también se han efectuado tres registros, uno de ellos en el citado domicilio, otro en una nave ubicada en El Carpio, y el otro en el domicilio de uno de los detenidos en Montoro.

La operación se inició en el pasado mes de noviembre en el marco de las investigaciones contra el tráfico de drogas que lleva a cabo la Guardia Civil en la provincia de Córdoba, tras tener conocimiento de la existencia en La Carlota de una presunta organización delictiva que se dedicaba a la introducción de hachís en Córdoba y provincia, procedente de Marruecos y posterior distribución al "menudeo".

Las investigaciones llevadas a cabo durante estos dos meses permitieron determinar que se trataba de un grupo organizado que tenía un punto de depósito y distribución de hachís en La Carlota, e identificar a los integrantes del grupo, tres hombres y una mujer. Dos de ellos se encontraban en tercer grado penitenciario, de forma que, una vez detenidos, fueron reingresados al centro penitenciario donde pasaron al régimen ordinario.

En una primera fase de la investigación, la Guardia Civil de Córdoba detectó que el grupo criminal estaba formado por cuatro personas, y que dos ellos pudieran estar dedicándose a la venta de herramientas sustraídas entre las localidades de La Carlota y Peñarroya, por lo que se activaron los dispositivos pertinentes para comprobar las sospechas e identificar a los implicados.

Como consecuencia de esta primera fase de la investigación se procedió a interceptar uno de los turismos habitualmente utilizado por uno de los sospechosos, cuando era conducido por el mismo, localizando en su interior 70 bellotas de hachís, tras lo que se detuvo al ocupante del turismo.

Ante ello, y al sospechar los guardias civiles de que, en el interior de la vivienda que los integrantes del grupo mantenían como lugar de depósito y distribución de la droga, pudieran ocultar más droga, se procedió al registro de la misma, localizándose en su interior otras 30 bellotas de hachís, Ante ello, se procedió a la detención de los otros tres integrantes del grupo, uno de ellos en Montoro.

Así las cosas, el servicio realizado por la Guardia Civil ha supuesto el desmantelamiento de un grupo organizado dedicado a introducir y distribuir hachís en la provincia procedente de Marruecos, y ha evitado que llegue al mercado de esta sustancia una importante partida de hachís, según pone de relieve el Instituto Armado.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.