Una vez realizadas las conexiones bajo tierra, las obras consistirán en colocar los anclajes de las bicicletas y los tótem donde los usuarios efectuarán el alquiler de la bicicleta de forma informática.

El cambio de sistema supone pasar del concepto inicial de bicicletas para pasear al de bicicletas para moverse por la ciudad, además de aumentar la dotación de bicicletas y mejorar la cartera de servicios.

Con el nuevo sistema de alquiler de bicicletas se pasa de las 12 estaciones y 190 bicicletas del sistema anterior a 20 estaciones, con 400 puntos de enganche, y una flota de 300 bicicletas.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.