Respecto al consumo de alcohol en la vía pública, la Policía Local estableció anoche en la capital cántabra un total de 13 controles, "a requerimiento de los vecinos", en los que fueron denunciados ese más de un centenar de personas.

En cuanto a las denuncias por molestias por ruido, una de ellas se interpuso contra el responsable de un local de la Cuesta del Atalaya en el que pasada la medianoche había varios jóvenes reunidos y que estaban "perturbando el descanso del vecindario".

Aproximadamente una hora después, sobre las 1.15 horas de este sábado, fue denunciado también el responsable de un bar de la calle Marcelino Sanz de Sautuola que tenía la música alta y estaba molestando a los vecinos.

Ya sobre las 3.35 horas, fue denunciada también un hombre y dos mujeres responsables de una vivienda de Fernando de los Ríos en la que había una fiesta que estaba molestando al vecindario.

También los agentes de este Cuerpo denunciaron anoche en General Dávila al propietario de un perro que molestaba a los vecinos con sus ladridos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.