La Guardia Civil realizó durante el pasado fin de semana 136 controles de droga a conductores en el Principado. De ellos, diez dieron positivo (el 7%), según datos facilitados ayer por el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín. Además, Tráfico llevó a cabo 2.196 controles de alcoholemia, en los que 54 conductores fueron pillados al volante con una tasa de alcohol superior a la permitida (el 2,6%, frente al 4% ó 5% de controles anteriores).