Fue en el año 2000 cuando se puso en marcha la nueva área de urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía y ya se había quedado pequeña a todas luces. Las enormes colas que se producen en esta parte del complejo sanitario durante algunos días puntuales se verán reducidas con las obras de reforma y ampliación de esta parte del centro médico que acaba de sacar a licitación la Consejería de Salud.

Según la memoria del proyecto, las urgencias incrementarán su espacio en 373 metros cuadrados, de modo que se alcanzarán un total de 2.054. Las obras de ampliación se llevarán a cabo en una zona ajardinada situada en la parte sur del hospital materno-infantil.

Una vez que culmine la intervención, las urgencias pasarán de tener 18 consultas a 24, mientras que se aumentará en seis el número de sillones y camillas, hasta llegar a 20. Lo que no cambiará son las camas, que se mantendrá en 31. Además, se habilitará un espacio prefabricado como sala de espera y se construirá una marquesina destinada al aparcamiento de las ambulancias del 061.

Según informa la Junta, el plazo de ejecución de las obras es de un año. Teniendo en cuenta que la Consejería de Salud tiene tres meses para poder adjudicar esta actuación, se llega a la conclusión de que el edificio estará ya terminado en los primeros meses de 2009.

Esta intervención se suma a otras que se están haciendo en el complejo, como la del área de reanimación de madres en el hospital materno-infantil, que pasará de 11 a 14 plazas.

Un proyecto con retrasos

Ni las considerables esperas que se producen desde hace algunos años en el área de urgencias del Reina Sofía ni las reiteradas peticiones de los colectivos de médicos y enfermeros han agilizado el proyecto de ampliación de este departamento. Fue en los meses de verano cuando la consejera de Salud, María Jesús Montero, aseguraba que las obras se adjudicarían en septiembre con el fin de que éstas pudieran comenzar antes de que acabase el presente año.