Los socialistas de Calahorra jamás han votado a favor de los presupuestos del PP, como ellos mismos reconocen, "pero ante la necesidad inaplazable de dar solución a los grandes problemas estructurales de la ciudad estamos dispuestos a apoyar al equipo de Gobierno con el objetivo de solucionarlos", han dicho.

En concreto, el Grupo Socialista plantea tres ejes irrenunciables: el Casco Antiguo, la inversión en renovación de infraestructuras básicas como son el pavimento de calles y el alcantarillado de la ciudad, además, de una política de empleo e industria.

"Es el momento de la altura de miras", dice el PSOE que estima que ha llegado la hora "de acometer reformas importantes en las infraestructuras básicas de la ciudad y dejar de lado el cortoplacismo, el mercadeo de pequeñas actuaciones y el electoralismo para planificar un presupuesto realista a medio y largo plazo que modifique las prioridades y corrija la falta de inversión en infraestructuras básicas".

Todo apunta a que el Presupuesto General Municipal de 2018 se aprobará aún estando el Partido Popular en minoría y que, esta vez, el PSOE "no quiere quedarse fuera de una negociación que en años anteriores el PP ha mantenido con todos los grupos de la oposición menos con ellos".

Creen además que su aportación vendría a dar un impulso al capítulo de inversiones introduciendo reservas económicas para empezar a acometer obras importantes e urgentes como las objetivamente necesarias en la Plaza de la Verdura y Calle Portillo de la Plaza.

Por otra parte, el PSOE reprocha al alcalde el retraso en la gestión presupuestaria y que les haga esperar: "Tras un mes a la espera de que el PP sea capaz de fijar una fecha para un reunión con el Grupo Socialista sobre el presupuesto de este año es evidente la poca prisa del PP de Calahorra para poder sacar adelante dicho presupuesto".

En su nota, el Grupo Socialista sigue diciendo: "Ante lustros de falta de inversión bajo el Gobierno del PP en servicios básicos y mantenimiento de la ciudad se hace evidente la acuciante necesidad de tomar decisiones con altura de miras".

"Calahorra tiene problemas que necesitan ser acometidos. El PP durante años no ha querido ver el deterioro de la Plaza de la Verdura y su entorno, el tercermundista estado de la cuesta de la Curruca y calles adyacentes. Ha preferido gastar el dinero de los ciudadanos en actuaciones como la remodelación del Raso o la construcción de la Casa Santa, un museo fallido que requiere urgentemente un cambio de planteamiento", aseguran.

Estos problemas no se quedan en el casco antiguo sino que se extienden al ensanche de la ciudad. Se hace necesario la renovación del pavimento y el asfaltado de muchas calles. Como ejemplo el estado del asfaltado del Paseo Mercadal que pese a ser la principal calle de Calahorra y la puerta de acceso al centro desde San Adrián presenta un importante estado de deterioro.

Es un ejemplo pero existen muchos más, estado de la calle Velázquez o el tramo de Ramón Subirán en entre Bebricio y Avenida Valvanera son otros ejemplos claros.

La Avenida Valvanera también necesita a medio plazo una reurbanización. Desde que en 2010 se instalaron nuevas fuentes y se reformaron algunos bancos no se ha invertido en el paseo pese a que el deterioro del pavimento es evidente. Es hora en planificar su reurbanización conservando el carácter de eje verde pero mejorando el pavimentado y la circulación de toda la avenida.

Y por último, pese a la insistencia del Grupo Socialista falta un plan de renovación del alcantarillado y el sistema de colectores de la ciudad que por su antigüedad necesita que se acometan mejoras en la red. "No es de recibo renovar la red de saneamiento a golpe de roturas e inundaciones. Es necesario una planificación ordenanza a medio y largo plazo para la total renovación de la red".

Finalmente la preocupación por la falta de empleo y de oportunidades en Calahorra ha de ser eje central de las políticas municipales. La economía y el empleo han de ser el eje principal de trabajo político.

Estas son las prioridades y los tres ejes principales "que ha de tener un presupuesto municipal para que reciba el voto a favor del Grupo Socialista".

"Estamos dispuestos a negociar con estas bases y llegar a un acuerdo con el PP para la planificación de los presupuestos a varios años vista por el bien de la ciudad".

Finalmente, el PSOE dice que "Calahorra no merece un Equipo de Gobierno que viva y actúe con una venda en los ojos antes las necesidades más acuciantes de la ciudad, es hora de que se quiten la venda y actúen poniendo como prioridad a Calahorra y en lugar de sus intereses políticos. Se han de acabar los tiempos del despilfarro y la frivolidad, ha llegado la hora de actuar con responsabilidad, seriedad y buen juicio".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.