Banco Pastor-Grupo Banco Popular
Banco Pastor-Grupo Banco Popular EUROPA PRESS

En torno a un centenar de trabajadores gallegos de Popular ha solicitado su adhesión voluntaria al expediente de regulación de empleo (ERE) del Santander por la integración de los servicios centrales de ambos bancos.

Estos son los datos que maneja el sindicato UGT en Popular, según ha trasladado a Europa Press su representante en Galicia, Javier Castro, que ha lamentado la "poca celeridad" o "falta de interés" que está mostrando la entidad, a su juicio, al no haberse producido una reunión entre ambas partes prevista para este viernes.

De acuerdo con las cifras que ha recabado su organización, se adscribieron un total de 97 trabajadores de los tres centros de Popular afectados por el ERE en Galicia, donde eran un total de 179 empleados. Por otro lado figuran otros dos centros de Santander afectados, con los que se llega a las 200 personas que optaban a este proceso en la comunidad.

Ahora, el banco empezará a resolver sobre las solicitudes, para lo que tiene de plazo hasta final de mes, cuando acaba el periodo voluntario.

"NO TOCA"

Por otra parte, Castro ha recriminado que "algún responsable de recursos humanos esté convocando a algún trabajador no adherido para recordarle las condiciones y decirle que se lo piense". "No toca", ha aseverado.

En este sentido, ha rechazado que el banco intente "romper con la voluntariedad" y se ha preguntado si existe "algún interés particular sobre algún colectivo".

EN TOTAL

Por ahora, Santander ha recibido en torno a 800 peticiones de adscripción voluntaria al ERE que pondrá en marcha en el marco de la integración de los servicios centrales de Popular con los suyos por parte de trabajadores de ambas entidades.

Esta cifra supone medio centenar más que hace una semana, cuando las adscripciones voluntarias superaban las 750, si bien el plazo para apuntarse al ERE concluye dentro de tres semanas, el próximo 31 de enero, por lo que aún queda tiempo para que se complete el cupo de afectados con solicitudes voluntarias.

Precisamente, este martes la entidad ha comenzado a dar respuesta a los interesados en adscribirse voluntariamente al proceso de ajuste -algo que hará hasta el 5 de febrero-, que contempla la salida de 1.100 empleados, el 3,1% de la plantilla conjunta de ambas entidades.

El ajuste se articulará mediante prejubilaciones y bajas incentivadas con el 80% del salario para los empleados que superen los 50 años de edad, así como diversas primas en función de la antigüedad de cada trabajador.

La integración de los servicios centrales también contempla la recolocación de 575 empleados de los servicios centrales de Popular en otras empresas del Grupo Santander y el acoplamiento de otros 100 trabajadores en la red comercial de ambas entidades.

Además, 22 empleados de Santander España serán recolocados en otras empresas del grupo, por lo que, sumando salidas y recolocaciones, la integración supondrá aligerar en un 25%, aproximadamente, la plantilla de los servicios centrales de ambas entidades.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.