Garmendia, Itxaso, Andueza y Asensio (PSE)
Garmendia, Itxaso, Andueza y Asensio (PSE) EUROPA PRESS

El secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, y el teniente de diputado general, Denis Itxaso, ha resaltado que el Gobierno de coalición en la Diputación foral con el PNV es una fórmula "terapéutica y necesaria" para Gipuzkoa, porque "ha terminado con los tics del pasado". Los socialistas han defendido que juegan "un papel fundamental" en la política del Territorio y han subrayado que el objetivo es que "ningún tren vuelva a pasar de largo en Gipuzkoa".

Andueza e Itxaso ha realizado estas afirmaciones en un desayuno informativo en San Sebastián, en el que también han estado presentes la diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, y el diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio.

En su intervención, Andueza ha valorado "muy positivamente" el papel del PSE-EE en el Ejecutivo foral, en el que no han sido "meros acompañantes", sino que han logrado "imprimir carácter progresista a las políticas", y ha recordado que los socialistas firmaron el acuerdo con los jeltzales con el doble objetivo de "dotar de estabilidad institucional al Territorio, y resolver el colapso y los graves problemas a los que sumió el anterior Gobierno foral a Gipuzkoa".

"Hemos resuelto definitivamente el problema de la gestión de los residuos con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental. Estamos haciendo del turismo un motor económico para el territorio y hemos impulsado definitivamente la regeneración de la Bahía de Pasaia", ha resaltado.

Andueza ha destacado que el PSE está funcionando como un "lobby guipuzcoano", al tiempo que ha defendido que ha contribuido de manera "muy activa" en la superación del "eterno papel subalterno de Gipuzkoa en Euskadi". "Tenemos que ser ambiciosos y seguir siendo palanca en la transformación del Territorio", ha manifestado.

"AGENDA PROGRESISTA"

Por su parte, Denis Itxaso ha asegurado que el papel del PSE-EE en Gipuzkoa es "fundamental e imprescindible", porque "además de contribuir a dar mayorías, aporta una agenda socialdemócrata y progresista, y hace frente a los retos que se debaten en Europa, como el cambio climático".

Frente a ello, ve a la oposición "desactivada y sin capacidad de propuesta". "La izquierda de gobierno, responsable, capaz de pactar, posibilista, que permite estabilidad y llevar a cabo políticas, es la que representa el Partido Socialista", ha considerado.

En esa línea, ha insistido en que "este bipartito no solo es el fruto de una necesidad, no es el fruto de una necesidad aritmética parlamentaria en las Juntas Generales, es la mejor de las recetas con las que se puede gobernar un Territorio tan diverso y tan complejo como Gipuzkoa".

"Cuando ha habido gobierno monocolor, fundamentalmente en minoría, además de inestabilidad, ha habido mucho sectarismo", ha recordado, al tiempo que ha reiterado que el Ejecutivo foral de jeltzales y socialistas es "la mejor fórmula" porque se trata de un Gobierno "abierto, basado en un pacto entre diferentes, entre nacionalistas y no nacionalistas, y sin duda, ha sido un elemento muy terapéutico para este Territorio".

Finalmente, ha reivindicado la importancia "del acuerdo y el pacto, tan denostado en este Territorio", porque se veía como una "rendición y una bajada de pantalones". Tras admitir que este Gobierno ha tenido "roces y discrepancias", ha defendido que "eso tiene que ser así porque los socios no pueden renunciar a sus postulados, pero sí les obliga a acercar posturas y a llegar a acuerdos, poniendo en el centro de la gestión las necesidades de los guipuzcoanos".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.