El concejal de Economía y portavoz, Baldomero Oliver
El concejal de Economía y portavoz, Baldomero Oliver EUROPA PRESS/AYTO.GRANADA

En declaraciones a los periodistas, Baldomero Oliver ha advertido de que la intervención del Gobierno supondría la supresión de las bonificaciones de los tributos municipales aprobados en ordenanzas fiscales, y, si hiciera falta, la subida de los tipos impositivos "al máximo".

De no ser suficiente para empezar a subsanar el remanente negativo de Tesorería, que se estima en 90 millones de euros que debían ser abordados en cinco años, según el plan de ajuste, se procedería a la "reducción" de gastos en el capítulo uno, es decir, "gente a la calle" de entre los empleados municipales, ha especificado Oliver.

Posteriormente, se plantearían también "recortes" en gasto corriente -prestación de servicios-, pues "al PP se le ocurrió la brillante idea de calificar las competencias municipales entre propias e impropias", y estas últimas, por ley, "si no hay dinero", el Gobierno puede determinar que no se presten.

"Estamos jugando con fuego", ha resumido el concejal de Economía, que ha pedido "responsabilidad" a los grupos políticos de la oposición pero también a los agentes empresariales, para que no pongan "obstáculos", después de que Hacienda haya apercibido al Ayuntamiento por carta con un control adicional de la Intervención del Estado, que implicaría estas medidas contempladas en la Ley de Estabilidad, que incluye incluso la disolución de la corporación local.

Consulta aquí más noticias de Granada.