El 22% de los trabajadores va ‘obligado’ a la cena de Navidad de su empresa. El 9% prefiere poner una excusa para no ir.

Barra libre, los jefes haciendo el ridículo, alguna compañera que se pone tierna, cena de calidad... ¡Como para perdérselo! Andrea.

¿Cena de qué? ¡Nosotros hacemos una de los trabajadores pagándola nosotros! Y eso que estoy en dos empresas diferentes. Yomismo.

¿Pero de verdad hay empresas que montan cenas de Navidad? Creía que eso sólo pasaba en las películas americanas. Si la mía montara una de ésas, podían esperarme sentados. Lo que me faltaba, todo el día aguantándoles en el curro para después seguirles viendo las jetas en Navidad... Frankie.

Este año ya tengo excusa y me he librado. Veremos qué pasa para el próximo. Lo malo de estas cenas es que no vas a pasar un buen rato, sino que son el escaparate para los pelotas y los que quieren subir en la empresa. Ana.

Depende de la empresa y depende del rollito que tengas con compañeros y jefes. Hay empresas muy divertidas, como en la que yo estoy ahora. Después de muchos años de empresas basura, he encontrado una que realmente vale la pena. Coronel.

Pues a mí, depende. Antes trabajaba en una empresa y me gustaba ir a la cena. En la que estoy ahora no me apetece nada. Estoy por decir que no puedo ir. Xavi.

El 92% de los mandos de las empresas europeas se consideran muy buenos jefes.

Y así nos luce el pelo. Para ser buen jefe, primero hay que reconocer los errores. Por lo tanto, en España son buenos jefes el 8% restante. Pam.

¿Algún jefe es capaz de reconocer que es mal jefe? No me lo imagino yo.... Castings.

Si eres bueno, nunca ascenderás porque corres el riesgo de quitarle el trabajo a tu jefe, y éste no se va a dejar. Además, tu jefe trabajará poco, porque de tu buen trabajo depende el buen trabajo del jefe. Lo mires por donde lo mires, estás fastidiado. Roberto.