El presunto agresor golpeó a su pareja en la cabeza y le dio patadas en la barriga. A la madre también la golpeó en la cabeza. La Policía Local denunció los hechos después de que una vecina diera la voz de alarma, y ante la negativa de la mujer a presentar denuncia.

Según ha señalado el TSJA a través de una nota de prensa, las dos mujeres no han querido presentar denuncia, ni prestar declaración judicial. No han querido tampoco aportar dato alguno sobre su situación física, ni sobre los hechos, y tampoco han autorizado a que se les realizara un reconocimiento médico forense, por lo tanto no se ha podido certificar médicamente que una de ellas estuviera embarazada, pero sí han solicitado ante la jueza medidas de protección.

Al acusado, que ha pasado a disposición judicial del Juzgado de Violencia sobre la mujer de Oviedo en la mañana de este viernes, se le han imputado un delito de maltrato y otro de amenazas y ha sido objeto de un juicio rápido de conformidad con el Ministerio Fiscal, en el que ha aceptado 40 días de trabajo para la comunidad por el delito de maltrato y otros 50 por el delito de amenazas, así como 32 meses de prohibición de cualquier tipo de comunicación y alejamiento de 200 metros de su esposa, y 16 meses en el caso de su suegra.

Consulta aquí más noticias de Asturias.