La noche no se hizo para trabajar

Salud: Dormir durante el día produce una desincronización respecto al ritmo biológico natural que puede pasar factura al organismo.
El ser humano es diurno por naturaleza, y es un hecho objetivo que trabajar por la noche produce una desincronización respecto al ritmo biológico natural. De ahí que casi todos los trabajadores nocturnos, a pesar del cansancio, tengan serios problemas para dormir.

Además de trastocar el organismo, las condiciones del día (luz, ruido, apetito…) no son las más favorables para acostarse.

«Cada quince años de trabajo nocturno se produce un envejecimiento de unos cinco años, y un tercio de la gente que lo realiza padece fatiga, neurosis, úlceras y alteraciones cardiacas», afirmó en 1986 Pierre Cazamian, investigador y experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En muchas ocasiones, la falta de descanso no sólo se traduce en sueño y fatiga crónica, sino que además incide en la psicología del individuo (estrés, nerviosismo, agresividad, astenia e incluso depresión) y aumenta el riesgo de padecer problemas o enfermedades de tipo cardiovascular, digestivo y hormonal.

Pérdida de reflejos

Son varios los estudios que se han llevado a cabo para conocer los efectos negativos que el trabajo nocturno puede provocar en la salud, pero a menudo se olvidan los peligros que conlleva el propio lugar de trabajo. Las dificultades de atención y la disminución de los reflejos provocan un incremento de errores, lo que aumenta la posibilidad de sufrir un accidente laboral.

A ello se suman los problemas para conciliar la vida personal; lo más habitual es que ese desajuste de horarios conduzca al aislamiento social. Incluso se ha llegado a relacionar con diversos tipos de cáncer, debido a la falta de exposición a la luz solar.

Siete horas de descanso

Procura descansar al menos siete horas diarias, aunque no consigas dormir todo el tiempo. Elige los ciclos más cortos que sea posible: es mucho peor trabajar ocho noches seguidas que dos. Si tienes un trabajo a turnos, intenta rotar del horario de mañana al de tarde y luego al de la noche, y no viceversa; además convendría dejar al menos un intervalo de descanso de doce horas antes de cada uno de estos cambios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento