Según ha explicado el Instituto Armado en un comunicado este viernes, concretamente uno de ellos se produjo en una vivienda del Pla de na Tesa y otro en un domicilio de El Vivero.

En el caso de Marratxí una mujer fue quien dio la voz de alerta a los servicios de emergencias al descubrir a dos desconocidos en el interior de su casa, que habían iniciado la huida al verse sorprendidos.

Inmediatamente se movilizaron las patrullas de Policía Local y de Guardia Civil, iniciando una amplia batida por la zona en la que se localizó a uno de los jóvenes, en un solar próximo a la vivienda. Poco después localizaron al segundo autor escondido en un camino próximo.

Al primero de ellos en su huida se le cayó un reloj de señora que no pertenecía a la víctima del robo, por lo que una vez realizadas gestiones por parte de la Guardia Civil, se averigua que dicho reloj junto a un número elevado de joyas, habían sido sustraídas de una vivienda en la barriada de El Vivero de Palma y que había sido denunciado ante el cuerpo Nacional de Policía el día anterior.