Amy Everett
Amy Everett en una de las campañas publicitarias. FACEBOOK

Con tan solo 14 años, Amy Everett,  de North Territory en Australia, conocida por ser la imagen de la firma de sombreros australianos Akubra, decidió quitarse la vida después de sufrir continuos episodios de acoso a través de Internet.

Así lo anunció su padre Tick Everett a través de las redes sociales, donde ha asegurado que "para algunos los suicidios se consideran un poco cobarde, pero les garantizo que esas personas no tendrían la mitad de la fuerza que tenía mi precioso angelito", cuenta en Facebook, como informa SBS News.

Entre las primeras medidas que tomó fue invitar al funeral, que se celebró este pasado jueves, a aquellos que "se sentían superiores" y hacían sufrir a su hija un "constante acoso e intimidación". Así, pretendía que los acosadores de Amy "fueran testigos de la devastación total que han creado" y que ella "nunca conocera el dolor y el vacío que ha dejado atrás".

Al funeral acudieron cientos de personas, muchas de ellas sin conocer a Amy ni a su familia. Tras despedir a su hija, Tick hizo pública una emotiva declaración: "Por favor, solo hablen con sus hijos, hable incluso si su voz tiembla. Deje de intimidar y sea amable, hágalo por Dolly", dijo el padre ante los allí presentes.

Everett dijo que la familia recordará a Dolly "como una niña amable y cariñosa. Vio lo bueno de este mundo y lo bueno en todas las personas que conoció".

Dolly's Dream contra el acoso

La familia también ha anunciado que creará una plataforma, Dolly's Dream, para crear conciencia sobre la intimidación, la ansiedad, la depresión y el suicidio juvenil, que aunque "no recuperará a nuestra Doll, pero puede evitar la pérdida de otra vida joven". Cientos de personas se reunieron en la escuela pública donde iba Amy, llevando todos algo de color azul, color favorito de la adolescente, para recordarla.

Muchos de sus amigos aseguraron que "ella siempre tenía una sonrisa y por eso nadie sabía que estaba sufriendo".