El Auditorio-Pazo de Congresos para Vigo sigue dando que hablar. El coste de la construcción está ya en torno a los 90 millones de euros, según el director general de Caixanova, José Luis Pego, quien tampoco descartó que pudiese seguir subiendo.

Ésta fue la cifra que se ofertó en el concurso público en el que se adjudicó la construcción y explotación a una unión temporal de empresas, en la que la caja participa con el 20%.

Pego explicó que tanto los técnicos de la UTE como los del Concello de Vigo, y el equipo de arquitectos que diseñaron el edificio (encabezados por César Portela), «están tratando de limar el presupuesto para garantizar la viabilidad económico-financiera del proyecto».

A pesar de que la oferta inicial ganadora del concurso establecía un presupuesto de algo menos de 90 millones de euros, hace unos meses el arquitecto actualizó dicho presupuesto hasta fijarlo casi en el doble (y en unos 120 millones en la actualidad).

Argumentó que ese desfase de precio se debe al incremento del coste del acero (principal material en la construcción del auditorio) desde el momento en que se hizo el diseño arquitectónico hasta la actualidad.

En ese momento, tanto el Concello de Vigo como la UTE adjudicataria, integrada por Caixanova, Sacyr y otras empresas, acordaron que debía revisarse el proyecto para que éste se ajustase al presupuesto inicialmente previsto.

En ese sentido, el director general de Caixanova subrayó que «si hay una desviación importante en el presupuesto, la viabilidad no estaría garantizada».

José Luis Pego expresó su confianza en que se puedan resolver los «flecos pendientes» y que «se respete el anteproyecto con la valoración inicial», al tiempo que señaló que, una vez que los técnicos terminen de hacer la valoración económica y se fije un coste, «las obras empezarán inmediatamente».

Para finales de 2008

Cuando las empresas adjudicatarias del auditorio firmaron el convenio de construcción fijaron diciembre de 2008 como fecha de apertura de la infraestructura. Sin embargo, desde entonces (mayo de 2006) parece que se siguen retrasando. Ahora la posible fecha de inicio de las obras se fija para los próximos días, en concreto para la primera semana de 2008. Tiempo costó también la demolición de la factoría que ocupaba el espacio del futuro auditorio, pues hubo que esperar unos ocho años para verla fuera.