Comisión de Investigación sobre la SVAV en el Ayuntamiento de Valladolid
Comisión de Investigación sobre la SVAV en el Ayuntamiento de Valladolid AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

La presidenta de la Comisión de Investigación sobre la gestión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad en el Ayuntamiento de la capital y portavoz en la misma del grupo de Sí Se Puede, Charo Chávez, ha destacado este jueves, tras la comparecencia de los tres exresponsables de la entidad Ignacio Marinas, Antonio Cabado y Cayetano Roca, que se han puesto de manifiesto las "discrepancias" entre los socios sobre las prioridades del proyecto a lo largo de los años, tras tratarse por primera vez en este organismo el conflicto por el proyecto Vialia en 2007.

La Comisión de la SVAV ha celebrado una nueva sesión este jueves durante cinco horas en las que se han conocido los testimonios de tres de los exgerentes, Ignacio Marinas, (que lo fue entre 2004 y 2007) y Cayetano Roca (2009-2013), y el exconsejero delegado, Antonio Cabado (2007-2009).

La presidenta ha apuntado que han ofrecido sus visiones de "tres épocas absolutamente diferenciadas" del proyecto de la SVAV y que han mostrado que el trabajo pasó por "prioridades distintas" a lo largo de los años.

Según resumió Chávez, Marinas ha mostrado una visión del proyecto "de ciudad", desvelando "cierta confrontación" entre los intereses ferroviarios y los del municipio, así como el conflicto generado por el 'Convenio Vialia', para la explotación comercial por parte de Adif de los terrenos liberados por el futuro soterramiento, que, según señaló, fueron, entre otras cuestiones, el origen de sus discrepancias con los consejeros y la razón de su sustitución.

Por otro lado, Cabado, que desembarcó como gerente proveniente del Grupo Fomento y por tanto, "del mundo ferroviario", explicó Chávez, defendió su gestión, y la priorización del desarrollo del proyecto de los Talleres de RENFE, que señaló como estratégico para la ciudad, el mundo ferroviario y el mantenimiento del empleo de los propios Talleres.

Por último, Roca expuso la "época complicada" que vivió, marcada por complicaciones financieras y urbanísticas, concretamente la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, que condicionaba el proyecto e impidió la liberación de los terrenos necesarios para la operación.

A preguntas de los periodistas, Chávez ha afirmado que los tres exgerentes sí que dejaron claro que era "más fácil" vender los terrenos situados en el centro de la ciudad, como los de Talleres, "en un mercado inmobiliario en condiciones de crecimiento", aunque no se ha pronunciado sobre las palabras de Cabado, que ha apuntado que todavía puede haber debate sobre la viabilidad del soterramiento, aunque ha apuntado que "son personas que no viven en Valladolid y no conocen el proyecto".

Desde el punto de vista de Sí se Puede, Charo Chávez, ha considerado que hoy ha podido comprobar que el del soterramiento ha sido un proyecto de gran confrontación de intereses en el que, precisamente, el de la ciudad de Valladolid ha sido defendido muy pocas veces por el grupo Fomento "y no tantas seguramente por el Ayuntamiento".

Asimismo, ha destacado que "por fin ha salido a la luz el proyecto Vialia", que no figura en el convenio inicial ni posteriormente y por el cual se iba a construir un centro comercial explotado por Adif, con rendimiento económico y beneficio para Adif, en los terrenos liberados de la estación. Chávez ha afirmado que este proyecto, "que condicionó en gran medida el planteamiento y las soluciones a la ciudad, no era compartido por personas que defendían el proyecto Rogers pero sí por el exalcalde Javier León de la Riva y por el Ayuntamiento".

Todo ello, según la edil, ratifica "algunas de las conclusiones y opiniones expresadas por Sí se Puede Valladolid en los últimos meses", entre ellas que la operación del soterramiento ha estado condicionada por los diferentes intereses que las distintas administraciones con presencia en la Sociedad han tenido en cada momento, muy especialmente los del Grupo Fomento.

Por su parte, el presidente del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo, ha considerado que este jueves ha "quedado claro" que el Soterramiento de las vías del tren es viable y posible en Valladolid. "Los declarantes han coincidido en manifestar que la ubicación de los terrenos que quedarían libres con la operación es inmejorable al encontrarse en el centro de la ciudad lo que, en un mercado que cada vez va a mejor, harían posible el soterramiento, en mejores condiciones incluso que otras ciudades donde el proyecto sigue en marcha", ha afirmado el edil del PP.

Los Populares consideran que estas declaraciones demuestran que "el Gobierno municipal lleva tres largos años exagerando y mintiendo respecto del soterramiento, porque lo que quieren Óscar Puente y Manuel Saravia es abandonar el proyecto".

En este sentido, el propio concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, ha recalcado que los tres exresponsables de la SVAV "son personas que no están ahora en Valladolid, que no han tenido que tomar esa decisión y que no conocen la situación actual". Aun así, ha precisado que Ignacio Marinas ha calificado el soterramiento "visto desde hoy" como "una muestra más de la irracionalidad de aquellos tiempos", mientras que Cayetano Roca ha manifestado que el siempre apostaría por una acción de permeabilidad como la que se va a llevar a cabo antes que por un soterramiento.

El único que ha dejado abierto el debate sobre la viabilidad del soterramiento ha sido el exconsejero delegado Antonio Cabado, que también se ha preguntado si las pasarelas "son la solución".

Mientras tanto, el portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrero, ha destacado que los tres exresponsables han hecho referencia a que el exasesor ferroviario del equipo de Gobierno del PP, Carlos Baró, "era el único interlocutor que tenían con el Ayuntamiento y que les trasladaba la postura oficial y las decisiones".

FIRMA DE LAS COMFORT LETTER

Además, ha apuntado que Cabado explicó que en 2008 el exconsejero delegado advirtió a todos los consejeros, incluido León de la Riva, de que habría que firmar una carta de conformidad para el primero de los préstamos, pero, en aquella reunión del Consejo de Administración "nadie preguntó que era una comfort letter".

Por otro lado, la portavoz del Grupo de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha considerado que PP y PSOE "velaron más por los intereses especulativos que por avanzar en el soterramiento", ya que "según ha trasladado Ignacio Marinas, el objetivo de Adif con el soterramiento de Valladolid y su gestión a través de la SVAV habrían sido sus propios intereses especulativos urbanísticos, hacer caja, con la operación del gran centro comercial previsto para la estación" y eso "aunque fuera en detrimento de la propia ciudad".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.