Carlos Tarife
Carlos Tarife CEDIDA

El concejal de Urbanismo, Carlos Tarife, explicó durante la Comisión de Control municipal que el Ayuntamiento mantendrá vivo el recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Cabildo de paralizar la demolición de un edificio la calle Miraflores que no figura entre los inmuebles catalogados en el Plan General.

Tarife señaló que el Ayuntamiento está abierto al diálogo con el Cabildo en éste y otros asuntos, pero que es necesario que un órgano jurisdiccional aclare la cuestión, en aras a garantizar la seguridad jurídica de las decisiones municipales, recoge una nota del consistorio.

El concejal señaló que el inmueble no cuenta con protección al no estar catalogado en el planeamiento vigente, y que, por tanto, la licencia de obras concedida al particular está ajustada a pleno derecho.

"Con la decisión de recurrir la medida del Cabildo, el Ayuntamiento no está defendiendo los intereses de un particular, sino los derechos de los vecinos de la ciudad. Lo que no puedo hacer es no aplicar el Plan General vigente", dijo.

En el caso concreto de este inmueble, el concejal lamentó también que el Cabildo no hubiera comunicado previamente al Ayuntamiento su decisión ni evacuado ningún informe al respecto.

Además, recordó que el Cabildo no recurrió en su momento el Plan General de Ordenación.

Sobre este mismo asunto, la concejal de Patrimonio Histórico, Yolanda Moliné, pidió que "no se confunda" a los vecinos con la falsa idea de que Santa Cruz desprotege su patrimonio, cuando es exactamente al contrario. "Protegemos, rehabilitamos, divulgamos y concienciamos", apuntó.

Moliné subrayó que se trata de un tema puntual y que habrá que esperar a la decisión judicial, lo cual no obsta para que Ayuntamiento y Cabildo sigan colaborando en otras líneas de rehabilitación del patrimonio histórico-artístico.