Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, los dos sospechosos fueron descubiertos el pasado martes cuando merodeaban en una zona de villas del barrio irunés de Ventas Landetxa.

Tras entrar a robar en una de las viviendas, tuvieron que desistir al ser descubiertos por el morador de la misma, que había escuchado unos ruidos en el interior de la villa y, al descender las escaleras, se encontró con un varón encapuchado. Éste, al ser descubierto, se escabulló y desapareció por la terraza.

Mientras esto ocurría, un ertzaina fuera de servicio ya había advertido la presencia de los dos individuos en actitud sospechosa por la zona. Los dos varones merodeaban por los bajos de los bloques de viviendas. Mantenían una actitud de vigilancia y en ocasiones se subían a las verjas para observar el interior de las casas.

Agentes de la Ertzain-etxea de Irun intervinieron e interceptaron a los presuntos ladrones en el barrio de Ventas. En un registro superficial, los ertzainas ocuparon a uno de ellos una fotocopia con documentación plastificada, que podría ser utilizada para cometer robos por el método conocido como el 'resbalón'.

Los dos hombres fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales, para realizar las oportunas diligencias. Se da la circunstancia de que estos mismos individuos fueron sorprendidos y detenidos el pasado diciembre en San Sebastián cuando sustraían en el interior de otro domicilio.

Los agentes encargados de la investigación continuarán con las gestiones pertinentes para poder esclarecer si estas personas podrían haber estado implicadas en la comisión de otros robos cometidos en la comarca del Bidasoa. En las próximas horas los dos arrestados serán puestos a disposición del Juzgado de guardia de Irun.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.