El consejero de Sanidad de Aragón, Sebastián Celaya
El consejero de Sanidad de Aragón, Sebastián Celaya EUROPA PRESS

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ante la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública de las Cortes de Aragón, donde ha presentado las cuentas de su Departamento según el proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad para este año.

Celaya ha sostenido que el aumento de 2018 sigue "la tendencia ascendente que se viene observando" en los últimos años con el objetivo de dar una "atención sanitaria integral y de calidad a las personas, independiente de sus recursos".

Además, ha esgrimido que "cada vez más el presupuesto se ajusta a la ejecución del gasto" y las facturas sin pagar van disminuyendo de forma importante, "reduciendo la deuda acumulada y permitiendo pagar puntualmente" a los proveedores.

En relación al Servicio Aragonés de Salud, Celaya ha señalado que el mayor incremento se destina a personal con 30 millones más y a gastos corrientes de material, con 65 millones de crecimiento. Además, se ha referido a la consolidación del empleo público con convocatorias que suman 4.300 plazas.

En materia de personal, también ha mencionado el "incremento de recursos" en atención primaria y el objetivo de "asegurar la suficiente dotación en el medio rural, incrementado profesionales en las zonas más desfavorecidas y en equipos con mayor número de cartillas", para señalar la puesta en marcha del plan de incentivos en lugares de difícil cobertura.

Celaya ha dicho que "se va a apostar por la atención primaria potenciando la figura del coordinador de centro y se seguirá con la formación en ecografía para que todos los centros mejoren su capacidad diagnóstica". Para todo ello, el presupuesto prevé una inversión de 2,5 millones de euros.

INFRAESTRUCTURAS

El consejero de Sanidad ha indicado que en infraestructuras la cifra se mantiene estable con respecto al año anterior, con 31,1 millones de euros, de los que dos millones son para el nuevo Hospital de Teruel y 9,4 millones para el de Alcañiz.

Respecto a este último, ha criticado la "demagogia" de la oposición, para comentar que "cuando las obras estén mínimamente consolidadas, se podrá hacer el vial de acceso, que está previsto, pero "no se pueden empezar a mover tierras y a la vez hacer la carretera".

También ha dicho que hay partidas para la reforma de las Urgencias del Hospital San Jorge, para el centro de salud de Los Olivos y elaborar el proyecto del centro del Perpetuo Socorro, estos tres últimos en la ciudad de Huesca, así como para un nuevo centro de salud en el barrio de La Jota de Zaragoza, con la previsión de empezar las obras de éste en 2019.

Asimismo, ha mencionado el millón de euros para los consultorios rurales y los 2,5 millones destinados a inversión en media tecnología y sistemas de información.

El consejero también se ha referido al impulso a la Historia Clínica Electrónica en toda la red de centros y ha confiado en que "esté lista en 2019" ya que se están haciendo pruebas piloto y "se están renovando los 10.000 equipos informáticos".

OTRAS PARTIDAS

Otros datos que ha aportado el consejero son el millón de euros más de la dirección general de Salud Pública para vacunas, alcanzando los 8,2, y el medio millón más para mejorar programas de promoción de la salud, mientras que la dirección general de Asistencia Sanitaria "contará con cinco millones más para conciertos", si bien ha asegurado que Aragón "es la segunda Comunidad que menos privatiza" la sanidad.

También se ha referido a los 9,7 millones de euros, 200.000 más, para el Banco de Sangre y Tejidos, y otros 9,7 millones para el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud.

INCAPACIDAD

La diputada del PP, Carmen Susín, ha esgrimido que a pesar de que el Departamento cuenta con más recursos, "los problemas, lejos de solucionarse, se incrementan" ya que las inversiones "no se ejecutan", hay "incapacidad" para gestionar los recursos humanos, aumentan las externalizaciones en más de 20 millones, y los ciudadanos, a pesar de "pagar más impuestos, reciben una sanidad de peor calidad". Ha advertido de la insuficiencia de fondos para el transporte sanitario urgente, la farmacia y el Hospital de Alcañiz, entre otras cosas.

La diputada del PSOE, Olvido Moratinos, ha subrayado que aumentar en 102 millones el presupuesto de Sanidad refleja "la voluntad política del Gobierno", con unas cuentas "realistas y consolidadas" con la prioridad de la "equidad y calidad", para destacar los más de 30 millones de incremento en personal y pedir al consejero que el Departamento "esté detrás" de la empresa que ha de construir el Hospital de Alcañiz.

La parlamentaria de Podemos, Itxaso Cabrera, ha señalado a Celaya que "si no tiene diligencia, ni miras políticas no vamos a poder acercar la sanidad a la ciudadanía" y ha mencionado partidas a las que ha contribuido su grupo, como el millón de euros para consultorios locales, dos para personal en el medio rural y 2,4 para profesionales de salud mental, así como para ampliar el centro de salud de Barbastro y actuar en Binéfar, en el Hospital San Jorge o en un nuevo centro de salud en el barrio de Jesús de Zaragoza.

La diputada del Partido Aragonés, Berta Zapater, ha calificado los presupuestos de "tristes, de bajón", con 32 millones de euros más para personal, insuficientes porque en 2017 ha habido que hacer una modificación de crédito de 50 millones, o con inversiones que hasta ahora "no se han ejecutado" y que suponen 24 euros por habitante, para advertir de que "no me sirve de nada que hoy hayan decidido poner dos vallas en el Hospital de Alcañiz", que ya debería estar construido.

La parlamentaria de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha manifestado que el Departamento "replica políticas que se han demostrado fracasadas", ha estimado que a pesar del aumento presupuestario en personal "faltarán profesionales", ha expresado su "sorpresa" por el "incremento año a año de la partida de conciertos sanitarios" y ha criticado la baja ejecución de las inversiones, que hace que los ciudadanos crean "que les toman el pelo".

La diputada de CHA-Grupo Mixto, Carmen Martínez, ha asegurado que la "prioridad" del Ejecutivo "son las políticas sociales" y ha estimado que "no hay que avergonzarse de la inversión que se hace en sanidad", que permitirá contar con más personal y atender obras pendientes con el objetivo de "proteger y preservar el sistema público de salud para evitar que se cree más desigualdad".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.