En declaraciones a los periodistas, García ha explicado que "nos hemos visto obligados a rechazar el concierto de 47 plazas en la Residencia Asistida porque hemos pedido a la Junta de Andalucía que paralice los ingresos para realizar las obras sin perjuicios para los usuarios, y no lo ha hecho".

"Las obras en la Unidad de Poniente nos las exige la propia Junta, que no ha colaborado para que podamos realizarlas", ya que los problemas detectados en el sistema de agua caliente sanitaria son "estructurales" y "no se pueden solucionar con trabajos de mantenimiento", ha apuntado.

El vicepresidente de la Diputación de Almería ha afirmado que "la Residencia Asistida es una de las mejores residencias de la provincia y no tenemos intención de cerrarla, sino de mejorarla para que siga ofreciendo un servicio de calidad a los usuarios y a sus familias".

Además, ha reconocido que "cuando hagamos las obras, volveremos a hablar con la Junta de Andalucía para recuperar esas plazas concertadas", que, con el rechazo de estas 47 pasarán de 167 a 120 en los próximos meses.

De momento, la actuación se encuentra en la fase de "redacción del proyecto de obra, aunque no puedo decir el plazo que habrá para acometerlas, ya que eso corresponde a los técnicos".

Consulta aquí más noticias de Almería.