Desde esta noche a las 23 horas. Un millón de cartas en la provincia, 750.000 en la capital, podrían quedarse sin repartir durante los próximos tres días. El motivo: que mañana, el jueves y el viernes los 875 empleados de Correos están llamados a la huelga.

De hecho, UGT y el Sindicato Libre, que son los organizadores de esta movilización, han convocado el inicio del paro a las 23 horas de hoy (comienza el turno de noche) en las oficinas del Polígono San Cristóbal, donde se distribuye la correspondencia a toda Castilla y León.

Los trabajadores piden una serie de mejoras salariales que, según el responsable de UGT en Correos Valladolid, Antonio Tamales, sólo servirían para paliar la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido en los últimos años.

Estas reivindicaciones beneficiarían tanto al personal funcionario como al laboral, «que también se ha quedado anclado en los últimos días».

Las dos organizaciones convocantes aglutinan un 50% de la representación sindical, lo que hace prever que la huelga sea ampliamente secundada.