Preguntada acerca de si considera que está en peligro la aprobación del nuevo Régimen Especial de Baleares (REB), ante un posible adelanto electoral si el Gobierno no logra los apoyos para aprobar los PGE de 2018, Armengol ha sido tajante: "Si hubiese unas elecciones anticipadas, y ganase la izquierda, sería mucho más rápido que haya un REB para Baleares".

Con todo, la jefa del Ejecutivo autonómico ha insistido en que se "está distorsionando el mensaje sobre la responsabilidad que tiene cada uno", y ha explicado que ella "pertenece a un gobierno que ha aprobado las cuentas públicas en tiempo y forma".

Según ha explicado, el problema radica en que el ministro de Hacienda "todavía no ha presentado ningún presupuesto", por lo que, según ha remarcado, es "imposible pedir a alguien que apruebe un presupuesto que no existe".

"Lo primero que tienen que hacer es presentar el presupuesto, llevarlo al Consejo de Ministros y negociarlo entre las fuerzas políticas", ha apostillado.