Patio de la Escuela Vedruna de Gràcia.
Patio de la Escuela Vedruna de Gràcia en Barcelona. www.vedrunagracia.cat

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un profesor de la escuela Vedruna de Gràcia, en Barcelona, por un presunto delito de pornografía infanil y abusos sexuales a menores.

El profesor detenido es uno de los responsables del área de Informática de la escuela y los Mossos han encontrado cerca de 700 fotografías de niños y niñas semidesnudos o desnudos del todo en su teléfono móvil.

Según fuentes de la investigación, varias de las imágenes serían de contenido sexual. Algunos de los menores serían alumnos del centro y otras correspondrían a chicos pertenecientes a l'Agrupament Scout Mas Guinardó.

El responsable de la Fundación Vedruna que dirige la escuela, Josep Clossa, ha explicado que "supieron el 2015 que al profesor de informática le estaban investigando por unos hechos ocurridos fuera de la escuela y que eran de 2012. Ninguna autoridad nos avisó" ha asegurado Clossa.

Ya lo detuvieron en 2015

El detenido, de 32 años, estaba siendo investigado por la policía autonómica desde 2015, a partir de la denuncia de esta asociación de excursionistas en la que se le acusaba de realizar tocamientos y fotografías "inadecuadas" a menores durante unas colonias.

El mismo año 2015 el profesor ya fue detenido a raíz de esta denuncia, pero la escuela Vedruna alegó presunción de inocencia del investigado para mantenerlo en su puesto de trabajo.

La investigación se reabrió a finales de 2017, cuando un juzgado de Barcelona recibió el resultado del análisis de los archivos intervenidos al investigado. El pasado 12 de diciembre, un par de agentes de los Mossos vestidos de paisano accedieron al centro y se lo llevaron detenido. El profesor impartía también clases de Religión a alumnos de ESO.

La investigación se reabrió a finales de 2017, cuando un juzgado de Barcelona recibió el resultado del análisis de los archivos intervenidos al investigado

El docente fue detenido de nuevo después de que un alumno del que tenía una foto desnudo en su ordenador denunciase que había sido víctima no sólo de tocamientos, sino de agresión sexual.

Gran cantidad de material informático

Antes del primer arresto, los Mossos d'Esquadra informaron al director de la escuela y registraron el domicilio del docente, donde intervinieron una gran cantidad de material informático. Sin embargo, en un primer análisis, los Mossos d'Esquadra no hallaron imágenes explícitas de contenido sexual de menores, por lo que la juez le dejó en libertad con cargos.

Los Mossos d'Esquadra siguieron analizando el contenido del material informático intervenido al sospechoso hasta que, finalmente en 2016, localizaron fotografías de niños desnudos.

La juez, al tener conocimiento de ello, citó a los niños que aparecían en las fotografías, uno de los cuales aseguró ante la magistrada que el profesor no sólo le había sometido a tocamientos, sino que le agredió sexualmente.

Tras varios trámites de investigación, la juez ordenó a los Mossos que detuvieran al sospechoso, que aún seguía ejerciendo como profesor en el colegio religioso de las Carmelitas, el pasado 18 de diciembre y, tras tomarle declaración, acordó enviarle a prisión.

En el marco de la investigación, los Mossos d'Esquadra han tomado declaración en las últimas semanas a varios de los alumnos del profesor, según las fuentes.

La escuela activó su protocolo en 2015 y no recibió denuncias

La escuela Vedruna de Gràcia ha explicado este jueves que en 2015 activó su protocolo interno de seguimiento tras el "conocimiento indirecto" de una investigación por unos hechos ocurridos en el pasado fuera del ámbito escolar que implicaban al docente.

En un comunicado, ha señalado que activó el protocolo para detectar cualquier tipo de comportamientos inadecuados, sin obtener indicios, y durante el periodo de seguimiento ni etapas anteriores "se tuvo ningún tipo de denuncia de los padres ni de alumnos sobre comportamientos inadecuados, ni ninguna información o requerimiento por vía judicial o policial".

A finales de 2017 la escuela suspendió la relación laboral con el docente e informó a la administración educativa, como marcan los protocolos vigentes, y también a profesores, alumnos y familias de la escuela.

El 18 de diciembre, la escuela envió una carta dirigida a todas las familias para informarles con la voluntad de hacerlos partícipes de los hechos y poniéndose a su disposición, y desde ese día no se ha recibido "ninguna información o denuncia en relación al profesor detenido de las familias vinculadas a la escuela".


Consulta aquí más noticias de Barcelona.