Doce trenes, siete de larga distancia y cinco de media, sufrieron retrasos de casi una hora el sábado por la mañana, entre las 8.40 y las 14.20, en la estación  de Valladolid. Fuentes de Renfe explicaron  que la avería se produjo en la catenaria, en un punto entre Medina y Pozaldez. Una de las vías quedó sin tensión, por lo que todos los trenes sólo pudieron circular en ese tramo por una vía.