Inter Europa ha protagonizado el acto con la lectura de un cuento
Inter Europa ha protagonizado el acto con la lectura de un cuento AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

La Mesa de la Mujer que, cada primer jueves de mes convoca a los ciudadanos a concentrarse contra la violencia machista y para apoyar a las mujeres que la sufren, ha condenado el ciberacoso, sufrido por una de cada cinco mujeres en España.

Tras un cartel que pedía "punto y final" a la violencia de género, concejales del Ayuntamiento de Logroño, encabezados por la alcaldesa, Cuca Gamarra, ciudadanos y, como protagonistas del mes jóvenes de Inter Europa, se han concentrado en la Plaza del Ayuntamiento de Logroño.

En esta ocasión, el discurso con el que la concejala de Igualdad, Paloma Corres, ha iniciado el acto se ha centrado en el ciberacoso, como el "daño intencional y repetido que se infringe a través del entorno digital".

"Al hablar de ciberacoso", ha dicho, "hay que hablar también de género" porque "las mujeres son las principales víctimas del mismo". Así, ha señalado, "una de cada cinco mujeres sufre acoso en las redes sociales en España".

Ha añadido que, "como detalla un informe de Amnistía Internacional, el 27 por ciento de las mujeres españolas han vivido amenazas de agresiones físicas o sexuales a través de Facebook, Instagram u otros canales". Una situación, ha continuado, que afecta a un 24 por ciento en niñas y adolescentes.

Las menores ciberacosadas, ha relatado, suelen tardar más de un año en pedir ayuda y, por eso, es fundamental detectar cualquier síntoma: aislamiento, excusas para no ir al colegio, cambios de carácter o incluso enfermedades psicosomáticas, y así conseguir que se rompa el silencio.

Corres ha indicado que, en esta labor preventiva y de orientación y apoyo juvenil, se cuenta con la colaboración de Inter Europa y, por eso, doce jóvenes participantes han sido los protagonistas y han leído un cuento.

Entre todos han leído la historia de Arturo y Clementina. Dos tortugas que se enamoraron pero, poco a poco, ella fue anulada por él, no podía desarrollar sus sueños y su carga "fue creciendo", hasta que no pudo más y se fue; a viajar, aprender música y pintar, que era lo que soñaba mientras él le convencía de que no era capaz.

Los jóvenes han pedido, a quien se sienta identificada, que "deje todo aquello que le suponga una carga" y viva su vida. Para ello, le han ofrecido amor, paz, fuerza, apoyo, valor, valentía y protección.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.