La Guardia Civil interceptó a lo largo del pasado año a un total de 502 personas que iban al volante sin tener en vigor el permiso de conducir. De ellos, un 62 por ciento tenían el carné retirado por la pérdida de vigencia, mientras que el resto o bien no lo había obtenido nunca o lo tenía suspendido por orden judicial.

De ello ha informado el Instituto Armado a través de un comunicado en el que apunta que un menor de edad de 16 años fue interceptado mientras conducía un coche por la parroquia pontevedresa de Campañó. El adolescente iba acompañado de su tía, propietaria del vehículo y que también carecía de permiso de conducir.

Según ha informado el Instituto Armado, los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana del pasado martes 9 de enero en la parroquia de Campañó, que pertenece al municipio de Pontevedra.

El vehículo era propiedad de la tía y tutora legal del menor, que también viajaba en el coche y que tampoco había obtenido nunca el permiso de conducción. Así, ambas personas están siendo investigadas por un delito contra la seguridad vial.

CONDUCTOR INTERCEPTADO EN SANXENXO

Asimismo, también el pasado martes, agentes del puesto de la Guardia Civil de Sanxenxo (Pontevedra) interceptaron a un hombre que manejaba su vehículo sin permiso de conducir al tener retirado el carné por la pérdida total de puntos.

Este vecino de Sanxenxo fue descubierto al volante en la carretera EP-0017 a la altura de la parroquia de Bordóns y está siendo investigado por otro delito contra la seguridad vial.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.