Repulsa por el último asesinato machista
Los trabajadores de la Delegación del Gobierno mostraron ayer a las 12 horas su repulsa hacia el último asesinato que se cobra la violencia machista (J. C. Cárdenas / EFE).
Los trabajadores de la Delegación del Gobierno, junto al propio delegado, Antonio Bernabé (en el centro de la imagen), mostraron ayer a las 12 horas su repulsa hacia el último asesinato que se cobra la violencia machista, que tuvo lugar el pasado fin de semana en Galicia, cuando un guardia civil de Pontevedra mató a su ex compañera sentimental. La concentración se prolongó durante 5 minutos a las puertas del Palacio del Temple.