El parlamentario Juan Ramón Ferreira ha resaltado que, por ley, la Junta tiene "la obligación" de velar por su total rehabilitación y por conservarlo en perfecto estado al tratarse de un edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y ha censurado que haya "muchísimos metros cuadrados desaprovechados mientras los fiscales están desperdigados por hasta cinco sedes judiciales, cosa que no es operativa y genera gastos".

A su juicio, sería mucho más coherente tenerlos a todos concentrados aquí, propiciando además el traslado de la Fiscalía Provincial, en la línea de lo que hace unos días ha reclamado la fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago.

En una reciente entrevista concedida a Europa Press, Tárrago lamentó el hecho de que Granada, capital judicial de Andalucía, no cuente con una sede para su Fiscalía Provincial. En la actualidad sólo se ha reformado la parte delantera del inmueble, que acoge la Fiscalía Superior de Andalucía, y se está ocupando una cuarta parte del mismo, con cuatro fiscales y el fiscal jefe de la Provincial, sin que a la fiscal superior le conste que haya proyecto para seguir invirtiendo en el edificio.

En este contexto, el portavoz adjunto del grupo municipal del PP en Granada, Antonio Granados, ha anunciado que su partido presentará una solicitud de información en el Ayuntamiento, pidiendo que los técnicos de Urbanismo elaboren un informe sobre la situación del edificio en su parte no rehabilitada.

De esta forma, el Ayuntamiento "vigilará" si la Junta está "velando por el eficaz mantenimiento, conservación y rehabilitación de un edificio de su propiedad y declarado Bien de Interés Cultural, porque de lo contrario estaría incumpliendo la Ley de Patrimonio Andaluz".

Granados ha lamentado que el antiguo Banco de España no sirviera en su día para albergar el Museo de Granada y que tampoco se le diera el uso que decidió la Junta. "Se suponía que iba a ser un espacio para la formación de fiscales, pero con el tiempo se ha visto que del dicho al hecho hay un buen trecho".

El PP también presentará en el pleno una moción en la que demandará que dentro de los presupuestos de la Junta se incluya una partida que permita la total rehabilitación del edificio.

IBI

Por otra parte, Granados ha acusado al alcalde de "mentir descaradamente" al difundir que si el IBI sube en Granada, es responsabilidad del Partido Popular y ha recordado que las ordenanzas fiscales en vigor, que contemplan esa subida, fueron aprobadas en diciembre de 2016 "con los votos favorables del PSOE".

Además, ha puesto el acento en que, en el pleno del pasado martes, el PP votó en contra de las nuevas ordenanzas que proponía el equipo de gobierno "porque contemplaban una subida lineal del 3% en el IBI, lo que unido a la desaparición del 5% de bonificación por domiciliación, significa un incremento del 8%. Nosotros nos negamos a ello e hicimos una propuesta alternativa, pero chocamos contra la falta de diálogo del PSOE y de un alcalde al que ese cargo, cada vez se ve con más claridad, le queda muy grande", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Granada.