No obstante, la Benemérita no ha podido determinar todavía con exactitud la causa de la muerte, ya que todavía faltan por realizar otras pruebas complementarias como el examen toxicológico.

No obstante, de momento se descarta la muerte violenta y la Guardia Civil no busca a ningún sospechoso. Las diligencias concluirán cuando el informe médico-forense haya concluido en su totalidad.

Los hechos tuvieron lugar el pasado martes, cuando el '1-1-2' Región de Murcia recibía el aviso del centro coordinador municipal de emergencias de San Javier, ya que una vecina había requerido la presencia de Policía Local para abrir la vivienda del vecino, al que decía echar en falta.

Las fuerzas de seguridad personadas en el lugar (Policía Local y Guardia Civil) y el personal sanitario de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias 061 encontraron dentro de la vivienda dos personas muertas, una mujer de 52 años, sentada en un sofá y el hombre, de 43, acostado en la cama, en avanzado estado de descomposición.

Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer el suceso, aunque, según las primeras informaciones, los cuerpos no presentaban signos de violencia y los cuerpos quedaron a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Murcia.