Un trabajador de 37 años falleció ayer por la mañana en Gernika al caer de un tercer piso. El operario se encontraba trabajando en las obras de rehabilitación de un edificio en la calle Juan Calzada, cuando, por causas que aún se desconocen, se precipitó al suelo. Gravemente herido, fue trasladado al hospital de Galdakao, donde falleció. Técnicos de Osalan se desplazaron al lugar para realizar una investigación, aunque no pudieron hacer un informe debido a que la vivienda no está ocupada. Según ELA, son ya 102 los trabajadores muertos en Euskadi y Navarra en 2007.