Arandina
Entrada de los acusados, tres jugadores de la Arandina Club de Fútbol, a la vivienda registrada tras ser acusados de agresión sexual. EFE

La menor de edad que acusa de agresión sexual a tres exfutbolistas del Arandina le dijo a la juez que uno de ellos la invitó a subir al piso tras encontrarse con él en la calle, que los otros dos imputados llegaron a los pocos minutos, que estuvieron haciendo grabaciones musicales hasta que en un momento dado apagaron la luz se desnudaron y la desnudaron a ella. La chica sostiene que ella lo intentó impedir "cruzando los brazos sobre el pecho", pero se los separaron y le quitaron la ropa, dejándola en bragas.

Según su testimonio, al que ha tenido acceso el diario ABC, la menor sintió miedo y se bloqueó lo que permitió que le agarraran de la mano para que les practicara una felación y posteriormente "cogida por la nuca" realizara otras prácticas sexuales. Asegura que después uno de ellos se tumbó encima de ella y la penetró sin que ella lo quisera.

La Audiencia de Burgos rechazó el lunes el recurso presentado por las defensas de los exjugadores del Aranina que pretendían salir de la prisión provisional, comunicada y sin fianza en la que siguen desde el día de su detención, el pasado 13 de diciembre. El argumento de los jueces es que existe riesgo de fuga, obstrucción a la instrucción y la necesidad de proteger a la víctima, que es menor de edad.

El auto defiende que sobre los hechos ocurridos el 24 de noviembre la joven ratificó su denuncia en Policía y sede judicial "de manera coherente, sin ambigüedades ni contradicciones. El auto considera que la declaración de la menor está corroborada por "abundante prueba testifical" y porque compartió la misma versión de los hechos en su comunicación con una psicóloga, la familia y varias amigas.

La versión de los jugadores de fútbol es radicalmente diferente de la de la menor, y todos han negado los abusos ante la juez. Su defensa ha solicitado la incorporación de material audiovisual y de testimonios, que deberá o no aceptar la juez, con los que pretenden demostrar su inocencia. Los exfutbolistas del Arandina defienden que que estuvieron viendo juntos la televisión y haciendo vídeos con una aplicación de móvil "hasta que ella decidió marcharse a casa" y que se fue "sin que hubiera ocurrido nada de lo posteriormente denunciado", asegura ABC.

Consulta aquí más noticias de Burgos.