Abanderó el movimiento del Rock Radical Vasco, cantando en Zarama entre 1977 y 1994. Frecuentó gaztetxes y fanzines, y hoy es un periodista con trayectoria. Acaba de publicar su tercer libro (La radio encendida).

Tras su juventud contestataria... ¿ahora va al Ikea y tiene home cinema?

¡Je, je, je! No he pisado el Ikea ni tengo home cinema... Pero sería hipócrita decir que me mantengo en el rollo alternativo. Eso sí, lo que hacía antes con los fanzines lo hago ahora en mi blog (zaramatimes.blogspot.com).

¿Qué me dice de su libro, La radio encendida?

La radio siempre ha estado encendida en mi vida. Ha sido mi acompañante. Son nueve relatos, más o menos autobiográficos, sobre cosas pasadas, como las discotecas de barrio, los kaikus, fiestas míticas que nunca has superado... Y lleva un CD con sketches de radio de humor.

Y, ¿es de los que creen que la juventud no es lo que era?

Simplemente, hay cosas que ya no entiendo. El otro día vi a un montón de jóvenes bebiendo en Bolueta. Me sorprende que tanta gente se una al botellón sin razón. Cuando yo era joven, había una excusa: un concierto o manifestación... Supongo que beben para dar salida a su necesidad de comunicarse, de hablar. Y el alcohol desinhibe.

¿Dice a sus hijas: «Haz lo que digo, no lo que hice»?

No estoy a salvo de contradicciones. Mi hija mayor se enganchó a Operación Triunfo, que yo odio. Pero le saqué provecho: le grabé las canciones originales que interpretaban los concursantes y ahora conoce a los Rolling, Aretha Franklin... Y le gustan más que OT porque son mejores.

Bio

Nació en Santurtzi en 1960. Trabaja en Radio Euskadi. Su tercer libro, La radio encendida, recopila retazos de su vida.