El proyecto contempla la construcción de una línea subterránea de transporte de energía eléctrica, de simple circuito a 220 kV, con una longitud de algo más de ocho kilómetros, que conectará la subestación de Astillero con la subestación de Cacicedo (Camargo), y que formará parte de la red de transporte de energía eléctrica en alta tensión.

El proyecto se empezó a tramitar en enero del año 2010, cuando REE solicitó autorización administrativa del anteproyecto de ejecución.

En la resolución, que es del 15 de diciembre, se señala que esta instalación, motivada por el mallado de la red de transporte y el apoyo a la distribución, "redundará en una mejora de la calidad y de la seguridad del suministro en la zona".

La línea se encuentra incluida en el documento denominado "Planificación Energética. Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía 2015-2020", aprobado por el Consejo de Ministros de 16 de octubre de 2015.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.