Para proceder al desembarco de esta pareja, la compañía que operaba el vuelo, Ryanair, ha pedido la intervención de la Guardia Civil, según han informado fuentes de Aena y del Instituto Armado a Europa Press.

En concreto, el comandante al mando del vuelo FR7063 de Ryanair ha sido quien, ante el comportamiento de la pareja, ha solicitado a Aena realizar un aterrizaje de emergencia el aeropuerto cántabro para proceder a su desembarque. Además, ante la agresividad de las dos personas, ha solicitado la intervención de la Guardia Civil.

El avión ha aterrizado en Santander a las 16.00 horas, y efectivos de la Benemérita han subido a bordo para desembarcar a la pareja, que finalmente ha bajado por "propia voluntad", han señalado desde el cuerpo.

Una vez en tierra, los agentes han informado a la pareja que, tras su comportamiento, no podían continuar viajando en ese vuelo y de que se realizará una propuesta de denuncia contra ellos por violar la Ley de Seguridad Aérea.

Mientras, el avión ha despegado a las 17.00 horas y ha continuado su trayecto con "total normalidad", han asegurado desde Aena.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.