Es el segundo sabotaje en una semana. Veinte estudiantes del sindicato Ikasle Abertzaleak realizaron en la mañana de ayer una «ocupación simbólica» del edificio del Decanato del campus de Leioa. Lo han hecho para protestar contra el Proceso de Bolonia, el plan a través del cual todas las universidades europeas entrarán en un modelo único.

Los alumnos estuvieron dentro de 11.30 a 14.30 h y, según Ikasle Abertzaleak, no hubo enfrentamientos ni desperfectos. Los estudiantes abandonaron el edificio tras entrevistarse con un responsable del Decanato y que éste se comprometiera a abrir un proceso de debate en la Universidad sobre Bolonia. Tal y como explican desde el sindicato, sólo entonces los alumnos marcharon.

La protesta de ayer es la segunda que Ikasle Abertzaleak lleva a cabo en menos de una semana. El pasado miércoles, el rector, Juan Ignacio Pérez, decidió suspender el claustro de profesores después de que una veintena de alumnos sabotearan el acto interrumpiendo su alocución.