Piden una cesta de Navidad.  Los concursantes de Gran Hermano 9 solicitaron a la organización del concurso una cesta de Navidad con un jamón de pata negra incluido mediante el ‘teléfono rojo de los deseos’. Y desde la organización les han contestado a esta petición con una sorpresa.

La cesta de Navidad que ansiaban los tres finalistas  –las gemelas y Oliver, apodados ‘los trillizos’– se ha sustituido por un cerdo vivo.

El nuevo inquilino está vivito y coleando y será objeto de los cuidados de los concursantes hasta el próximo jueves, cuando se celebre la gran final.

¿Aguantará el animal hasta ese momento, o pedirá a la organización que lo ‘nominen’?