Vicent Marzà (archivo)
Vicent Marzà (archivo) I.CABALLER/CORTS VALENCIANES

Marzà se ha manifestado en estos términos después de que el grupo parlamentario Compromís denunciara que el actual Gobierno valenciano ha tenido que pagar una sanción de 8 millones de euros por "la mala gestión de fondos europeos para educación en época de los gobiernos del PP, cuando dejaron sin ejecutar proyectos con subvención europea por un valor de 33 millones de euros".

Al respecto, Marzà ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que "ha sido el gobierno del Botànic el que ha tenido que devolver los 33 millones de euros y aportar los 8 millones de euros por la dejadez y los desfalcos del PP en materia educativa".

"Con todo ese dinero se pueden construir muchos centros educativos", ha lamentado el conseller, que ha considerado que "lo más grave de todo es que los afectados durante todos esos años han sido los niños y las niñas , el alumnado valenciano". "Es una muestra de lo poco que les importaba a los anteriores consellers la educación de nuestros hijos e hijas", ha afeado.

El responsable de política educativa del Consell ha apuntado que "se dejaron perder fondos de cooperación territorial que provenían del Ministerio de Educación entre los años 2009 y 2011 por valor de 20 millones de euros para construir 'escoletes' de 0-3 años".

Este dinero, ha explicado, llegaba del Ministerio y la Conselleria tenía que abonar la misma cantidad para pagar el 50% de las construcciones. "Pues bien, la Conselleria de aquellos años dejó perder ese dinero, que nosotros hemos tenido que devolver después y, además, hemos tenido que asumir los 5,1 millones de euros de los intereses

generados por no haber devuelto los fondos cuando tocaba. Realmente caótica la gestión del PP y de dejadez absoluta de cara a las familias y los niños

y niñas. Parece que no se quería potenciar el acceso gratuito y público al tramo de los 0-3 años", ha dicho.

Vicent Marzà ha comparado esa situación con "la actual gestión, basada en la eficacia y la honradez de servicio público, y que, a pesar de la infrafinanciación estatal, sitúa a los valencianos en el centro de todas nuestras políticas".

Y ha aseverado: "Estamos ejecutando al cien por cien los fondos que nos llegan del Ministerio. Un ejemplo son los fondos que nos llegan del Ministerio para la gestión de libros de texto. En 2017 nos abonaron 5 millones de euros. Nosotros teníamos que poner 5 millones de euros más. En vez de eso, hemos aportado 31 millones de euros autonómicos para llevar adelante los bancos de libros gratuitos de XarxaLlibres este curso, lo que solo con los 5 millones de euros estatales hubiera sido imposible. En temas como este se ven las prioridades".

"SE HA EVITADO LA MULTA DEL BEI"

Asimismo, ha enfatizado que la Generalitat "ha regularizado al máximo la gestión de la construcción de centros escolares con fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y ha evitado una multa muy grave por parte de este organismo por la no ejecución de los fondos para construir escuelas por parte de los gobiernos de Francisco Camps y Alberto Fabra". "Dinero -ha hecho notar- que no se sabe todavía donde fue a parar. Ahora hemos aprovechado ese dinero y Europa confía en la buena gestión de este gobierno del Botànic".

En la misma línea, ha resaltado se está "potenciando" la etapa de 0-3 años con la creación de las aulas experimentales de dos años, la gratuidad de las aulas de 2 años de todas las 'escoletes' municipales el próximo curso y el incremento de las ayudas de Bono Infantil, que han subido un 40% y que para 2018 llegarán a los 42 millones de euros.

"Todo esto se traduce en más niños de 0 a 3 años que pueden acceder a la enseñanza de esta etapa. Mientras en el resto del Estado ha bajado el volumen de alumnos matriculados en este tramo, nosotros somos los únicos que hemos incrementado el alumnado en este tramo educativo en un millar. Actualmente tenemos

más de 46.000 alumnos matriculados en 0-3 años", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.