Sala Apolo de Barcelona
Sala Apolo de Barcelona Europa Press

La barcelonesa Sala Apolo, la única de España que lleva 75 años ininterrumpidos como sala de baile, celebra este año su aniversario con un documental, cuatro exposiciones, un ciclo en la Filmoteca de Barcelona, varias conferencias y muchos conciertos.

La sala de baile más antigua del país se inauguró en junio de 1943 en el primer piso de un edificio donde, ocho años antes, un industrial catalán había inaugurado un innovador y sorprendente parque de atracciones cubierto, según ha explicado este miércoles la antropóloga Eva Espinet, que en mayo publicará un libro sobre la historia del Apolo titulado "75 años sin parar de bailar".

Este libro es una de las actividades con las que los responsables del Apolo celebrarán el 75 cumpleaños de la sala y forma parte de un extenso programa que empezará con un concierto en febrero, del que todavía no se ha revelado el cartel.

Retrospectiva histórica

También en febrero se inaugurará la primera de las cuatro exposiciones que se están preparando para la ocasión: "Apolo, la atracción del Paralelo", "El escenario", "Cartelismo del Apolo" y "Quemando pista".

La primera de las exposiciones es la que tiene más vocación de retrospectiva histórica y en ella se recordará a la orquesta que estuvo en Apolo durante 50 años, los marines de la Sexta Flota americana que trajeron el rock y jazz, las 'taxis girls' que bailaban en pareja por dinero y la pista de patinaje que había junto a la sala de baile.

Una muestra recordará las 'taxi girls' que bailaban en pareja por dinero o la pista de patinaje que había junto a la sala de baileEl documental "La Juventud Baila" del director Marc Crehuet también se remontará a los años 40 del siglo pasado y después irá avanzado en el tiempo hasta los años 80, cuando se convirtió en un símbolo de las libertades recién adquiridas, o los 90, cuando empezó a funcionar como sala de conciertos estable.

Desde entonces, más de 11.000 grupos han actuado en los más de 7.700 conciertos que se han programado, según ha revelado hoy el director de la sala, Alberto Guijarro.

Pionera de la cultura de clubes

La sala Apolo fue pionera en la introducción en nuestro país de la cultura de clubes y, en la actualidad, todas las semanas acoge eventos de música electrónica, fiestas 'petardas' y encuentros de músicas urbanas, entre otras muchas cosas.

Los clubes que se dan cita en el Apolo, desde el Nitsa hasta el Caníbal, pasando por VenTú o el Churros con chocolate, celebrarán sus propias fiestas de aniversario durante el año.

La celebración se completará con conferencias que tratarán temas diversos como "la evolución del ocio en estos años, el cambio del papel de la mujer en las salas de baile, que han pasado de cobrar por bailar en pareja a estar sobre el escenario tocando la guitarra, o la libertad de expresión, que desde el Apolo hemos defendido siempre, como cuando Fermín Muruguza hizo aquí los conciertos que le prohibieron en otros lugares", ha recordado Guijarro.

Los festivales Sónar y Primavera Sound de Barcelona se gestaron aquí, así como el renacimiento del swing, y el Apolo sigue siendo punta de lanza, por lo que uno de los conciertos que acogerá la sala este año será el dedicado a la nueva escena musical barcelonesa, con más de 20 bandas en 12 horas.

Un ciclo en la Filmoteca, conciertos especiales durante las fiestas mayores del Poble Sec y en el festival BAM en septiembre rematarán un año repleto de actividades, que se cerrará con una gran fiesta.

"Hemos cambiado el parqué del suelo de la sala muchas veces y hay que seguir haciéndolo, porque aquí la gente viene a quemar la pista, igual que lo hacían sus abuelos y lo harán sus hijos", ha concluido Guijarro.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.