El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Almería, Miguel Cazorla
El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Almería, Miguel Cazorla EUROPA PRESS

En rueda de prensa, Cazorla ha manifestado que el Ayuntamiento "va a tener presupuesto de 2018" con el apoyo de su partido después de que el equipo de gobierno aceptara las "tres líneas rojas" relativas al adelanto de la rebaja del IBI, la devolución de plusvalías y el establecimiento de una "tarifa plana" para autónomos y trabajadores en el ORA, así como otros 60 compromisos entre los que se incluyen aquellos que quedaron sin ejecutar en el ejercicio anterior y que ha estimado en un 30 por ciento de los 83 puntos pactados.

No obstante, el portavoz de Cs ha criticado el "tono" de las declaraciones efectuadas por el concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano de la capital, por estará "fuera de toda verdad" ya que, según ha dicho, "los presupuestos del Ayuntamiento están frenados porque el equipo de gobierno no tienen ultimada la tramitación administrativa del expediente". "A día de hoy, no está el informe del interventor encima de la mesa", ha puntualizado.

Cazorla confía en que el informe del interventor recoja las "garantías" que su grupo precisa para avalar con su voto las cuentas, ya que de lo contrario, su posicionamiento podría variar, según ha advertido. "El año pasado firmamos sin ver el informe de intervención", ha recordado antes de insistir en que este aspecto "no es un tema de estética".

"DIRECTRICES" PARA "BLOQUEAR EL ASCENSO DE CS"

El concejal de Cs ha interpelado públicamente al alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, sobre las acusaciones efectuadas por Castellón. "Si ha permitido esas declaraciones, no nos benefician en nada", ha dicho Cazorla, para quien las palabras del teniente alcalde responden a un "tacticismo político" bajo las "directrices a nivel nacional del PP" para "bloquear el ascenso de Ciudadanos" tras la "bochornosa derrota" que han sufrido en las elecciones catalanas.

Pese a ello, y ante la respuesta municipal que pudiera dar el primer edil, Cazorla ha afirmado que el acuerdo ya cerrado "no va a variar ni un ápice" ya que desde su grupo no van a entrar en las "provocaciones" de Castellón.

Con esto, ha achacado el "bloqueo" de los presupuestos a la "propia gestión" del equipo de gobierno al tiempo que ha rechazado cuestiones "estéticas", más allá de las "garantías" exigidas por su grupo de cara al cumplimiento de los acuerdos presupuestarios de 2018 ante la "intranquilidad" del desarrollo del presupuesto aún en vigor.

El portavoz de la formación naranja, quien ha considerado que su partido ha mantenido una "negociación exquisita" desde que comenzaron los contactos el pasado mes de septiembre, ha acusado a los populares de "anteponer sus intereses partidistas a los de los almerienses" con el objetivo de que "no firmemos el presupuesto" puesto que eso "era lo normal al leer esta mañana los titulares".

"Para beneficio de los almerienses, vamos a dar estabilidad para que Almería tenga presupuesto en 2018. No vamos a seguirles su juego", ha recalcado Cazorla, para quien Almería "necesita gestores" y "no personas que se dediquen a cumplir instrucciones" y a "enturbiar el buen talante" con "bombas de humo".

FIRMA DEL ACUERDO EN UN "ACTO PÚBLICO"

El portavoz de la tercera fuerza en el Ayuntamiento almeriense ha arrogado al "talante negociador" de su partido el que las cuentas estén "cerradas" pese al "escenario hostil creado por miembros del equipo de gobierno", quienes "no lo han puesto nada fácil", si bien ha recordado la posibilidad de que, pese a alcanzar un acuerdo, su grupo tiene la última palabra en las votaciones del pleno.

En relación al acuerdo entre ambos partidos, Cazorla confía en que sea rubricado en un "acto público" y "lo más pronto posible", sentido en el que ha asegurado que se dará cuenta del mismo a la opinión pública antes de la votación de los presupuestos en pleno y, si es posible, antes de la junta de gobierno previa al debate plenario y la convocatoria de la comisión.

Consulta aquí más noticias de Almería.