Miguel Sainz
Miguel Sainz EUROPA PRESS

Así lo ha asegurado Sainz, a preguntas de los medios de comunicación, tras la habitual rueda de prensa para informar de los asuntos aprobados en Junta de Gobierno Local. Como primera valoración de las reuniones que se mantuvieron ayer con ambos colectivos, las ha considerado como "positivas".

En el caso de la Policía Local, tras una hora de encuentro, "en las dos próximas semanas vamos a retomar los contactos en dos sentidos: uno, más interno, para abordar temas organizativos relacionados con las horas extraordinarias, concursos de traslados o aspectos retributivos; y otro, relacionado con la participación de los sindicatos en la reforma del modelo de Policía de Bario".

"Se avanzó positivamente y los puentes están abiertos", ha asegurado Miguel Sainz respecto a la situación actual con la Policía Local, una situación que ha trasladado también a los Bomberos, con los que "una vez que se ha constatado que el principio de acuerdo del pasado verano" no tiene el visto bueno de la Intervención Municipal, "se han buscado otras alternativas".

Así, del mismo modo, el portavoz y también concejal de Seguridad se ha mostrado esperanzado en que "en dos semanas, esperamos tener un nuevo principio de acuerdo" que cuente con el luz verde del interventor, "de acuerdo con la normativa nacional" y poder, de este modo, "acabar con el conflicto".

Ha incidido Miguel Sainz en que "el equipo de Gobierno ha subrayado que, mientras tanto, los bomberos deben mantener las instalaciones del Parque debidamente en funcionamiento o no utilizar los vehículos para otros usos o para movilizaciones, algo en lo que estamos en total sintonía".

"Ahora, todo depende de si somos capaces de dar etnre todos con la tecla, de acuerdo con la normativa nacional, para tener el visto bueno de la Intervención", ha dicho el portavoz, quien ha recordado que el principio de acuerdo del pasado verano contemplaba dos aspectos, "comenzando por las guardias localizadas y su aumento consiguiente de retribuciones, con las que el interventor sí se mostraba de acuerdo".

El problema ha venido con la petición de un aumento retributivo de 2.400 euros en el complemento específico, un sustancial incremento, que, de acuerdo con la norma nacional debe ir acompañado de una "sustancial" mejora en el servicio. Sin embargo, Sainz ha señalado que "las modificaciones que se planteaban no han sido consideradas suficientes y era necesario un cambio organizativo de más calado".

Hasta ayer "no había un principio de acuerdo para volver a negociar" al respecto para atender las demandas de la Intervención. Pero en el encuentro de este martes "se han abierto nuevas opciones, y se va a trabajar con todas ellas", que contemplan más funciones para los bomberos.

Entre estas posibles funciones, Sainz ha citado como ejemplos ya contemplados hasta ahora que se hagan inspecciones de oficio "y no a demanda" en industrias; que los propios bomberos se hagan cargo "porque tienen la formación para ello" del mantenimiento más especializado de vehículos y equipos; o que se reconozcan los carnés específicos para determinados vehículos "y que, en más de un caso, se los han sacado los propios bomberos pagándolo de su bolsillo".

Además, ha añadido otras nuevas posibilidades "que antes no se contemplaban y que ahora sí se pueden negociar", como una nueva organización en seis turnos, en lugar de en cinco o que la guardia localizada esté contemplada como una obligación "no como algo voluntario", pero que esté incluido dentro del complemento específico.

Todo ello, sumado, como ha destacado Miguel Sainz, a otros aspectos como la formación, con un curso de formación para bomberos de nuevo acceso, que comenzará el próximo día 22, para las cuatro plazas de interinos que se han consolidado y el nuevo bombero que han salido de las últimas oposiciones.

Este curso tendrá una parte teórica "y, a mediados de febrero, se incorporarán como bomberos en prácticas durante tres semanas". Se cuenta con una lista de espera, con la que, tras recibir también la correspondiente formación, para el mes de abril, se podrá contar con dos nuevos bomberos más, a los que se sumarán los de la OPE 2017, cuatro plazas de bombero conductor que se incorporarán entre 2018 y 2019.

"Pese a todas las discrepancias y los desacuerdos, y sobre todo, del mal trago que nos hemos llevado todos tras ver que fracasaba el principio de acuerdo al que se llegó el pasado verano, esperamos ahora llegar a un nuevo acuerdo con temas retributivos y organizativos de más calado. Así podremos acabar con el conflicto y volver a la normalidad lo antes posible", ha finalizado Miguel Sainz.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.