Juguetes para vibrar

Detrás de los artículos de juguetería erótica, que se desmarcan de lagracia fácil del sex-shop, se esconden empresas serias empeñadas en aportar diversión y liberación a las relaciones sexuales.
Una de las estanterías de la tienda de artículos eróticos La Juguetería.
Una de las estanterías de la tienda de artículos eróticos La Juguetería.
Amanda Heredia
En contra de lo que muchos pudieran pensar, jugar no es sólo cosa deniños. Una idea que tienen muy clara todos aquellos diseñadores dejuguetes para adultos que cada día se esfuerzan en perfeccionar susinventos y que, en aras de la diversión, fabrican auténticos mecanosdel sexo y el amor.

Es más que probable que, a esta normalización a la hora de contar conestas divertidas ayudas en el sexo, hayan contribuido de forma decisivasexólogos como Lorena Berdún. Los programas que ha conducido estapsicóloga y sexóloga, tanto en radio como en televisión, se hancaracterizado por su naturalidad a la hora de tratar todos los temasrelacionados con la sexualidad.

Un juguete para cada persona

Oli, propietaria de la tienda especializada La Juguetería, explicaque «Es muy importante tomarse todo el tiempo necesario para elegir tujuguete, porque cuanto mejor lo adaptas a tus gustos, mejor es elresultado».

Abajo el aburrimiento

Y, ¿qué es lo contrario a diversión? Aburrimiento, monotonía… y,¿hay algo peor que una relación aburrida, carente de colores y plagadade grises matices? Lo peor sería que no existieran patitos de goma queconvierten nuestro baño diario en una feria; imitaciones dereproductores de mp3 que esconden los más morbosos secretos al final desu auricular y que transforman el vagón del metro en una sesióndisco-sex íntima y discreta para el resto de los mortales. Aunque estoson sólo un par ejemplos de lo que puede dar de sí el catálogo dejuguetería erótica.

El éxito de tiendas como Ann Summers (que pronto abrirá cinco más)ratifican la buena marcha del erotismo.

Juguetes que incitan a la travesura, que enriquecen la imaginación yque dejan de lado los prejuicios a los nos tienen acostumbrados lostradicionales sex-shop. La gorra-pene tiene los días contados; en sulugar, centros especializados en las últimas tendencias en complementossexuales y que apuestan por otra forma de entender el sexo: la de laliberación, el juego y la diversión.

Pincha aquí para ver la fotogalería de juguetes para adultos

Museos eróticos, sin tabúes

No sólo las nuevas tendencias en juguetería erótica dejan claro uncambio en el pensamiento y concepción de la forma de vivir lasexualidad. Nueva York, Berlín, Amsterdam, Copenhague y Barcelona yatienen sus propios museos eróticos. Centros que giran alrededor delsexo y el erotismo, espacios destinados a la formación y a la didácticaa través de la historia, el arte y la cultura.

* Museo Erótico de Barcelona. Rambla, 96. http://www.erotica-museum.com/

Artilugios eróticos

Bolitas chinas

Con un baño de látex en las cuerdas para evitar infecciones yrozaduras, ideadas por y para mujeres, y recomendadas, entre otrascosas, para ejercitar los músculos de la vagina. Precio: 22 euros.

Delfín

Lo mejor de este juguete es que posee dos motores independientes quepermiten activar cada una de las partes juntas o por separado, enfunción de las apetencias. Precio: 70 euros.

Radio vibrador

No es sólo un vibrador al final de un cable de auricular, discreto yponible. La genialidad reside en el mando a distancia, que permite queel juego sea cosa de dos. Precio: 75 euros.

Patito de goma

Para jugar en la bañera, es sumergible y capaz de vibrar debajo delagua, en versión tradicional y, para los fetichistas, en cuero. Precio:40 euros.

Gus-ano

Para aquellos a los que el sexo anal da reparos, pero quieren probarlo a toda costa. Precio: 25,50 euros.

Todos los juguetes son de: La Juguetería. Travesía de San Mateo, 12. Madrid. Tlf: 91 308 72 69. www.lajugueteria.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento