De esas prestaciones se beneficiaron en esta provincia un total de 1.327 personas, que accedieron a un recurso completamente gratuito ubicado en las sedes judiciales, donde se ofrece un servicio público que facilita apoyo jurídico, social y psicológico a las víctimas de delitos que lo requieran, según detalla la Junta en un comunicado.

El objetivo fundamental de este servicio de la Consejería de Justicia e Interior es ofrecer una respuesta especializada e integral a las necesidades específicas de las víctimas de delitos en todos los ámbitos, mediante una intervención de carácter interdisciplinar.

Para ello, cada oficina del SAVA cuenta con un equipo técnico especializado integrado por psicólogos, juristas y trabajadores sociales.

El 76,2 por ciento de las víctimas que han solicitado la atención del SAVA en el último año en esta provincia son mujeres y, en cuanto a la tipología de los delitos sufridos, la mayoría son de lesiones (25,8%), torturas y otros delitos contra la integridad moral (22,5%), contra la libertad (19,4), y contra la libertad sexual (10,10%).

El perfil medio de la persona usuaria del Servicio de Asistencia a Víctimas refleja que se trata mayoritariamente de una mujer, de entre 30 y 44 años, soltera, con estudios primarios, en situación de desempleo, con domicilio en la capital y que ha sufrido un delito de lesiones.

Por el contrario, el perfil medio del victimario refleja que es un hombre, de 30 a 44 años, ya que el 92 por ciento de los presuntos autores del delito que motiva la asistencia al SAVA son de género masculino, según detalla la Junta.

VIOLENCIA DE GÉNERO

La mayoría de los asuntos que llegan al SAVA en esta provincia son derivados desde los juzgados de Violencia de Género -el 47,5 por ciento-, y afectaron en 2017 a un total de 450 personas, casos en los que el 52 por ciento de las víctimas tenían entre 30 y 44 años de edad, y el 22,3 por ciento entre 45 y 65, mientras que el 28,6 por ciento de ellas se encontraban en situación de desempleo.

En las dependencias del SAVA se atendieron el año pasado, además, a un total de 121 menores de edad -73 niñas y 48 niños-, como víctimas también de delitos.

El balance anual de este servicio refleja, igualmente, que el 87 por ciento de las personas atendidas en alguna oficina del SAVA presentaron una denuncia ante la Administración de Justicia por el delito sufrido.

La Junta puso en marcha este recurso una vez que en 1997 asumió las competencias en materia de Justicia, y actualmente tiene en funcionamiento nueve oficinas, que se encuentran integradas en las respectivas sedes judiciales de las capitales de provincia, junto a otra que presta servicio en Algeciras (Cádiz) para atender la demanda del Campo de Gibraltar.

En la página web de la Consejería de Justicia e Interior -http://lajunta.es/11myh se puede encontrar más información sobre el funcionamiento del SAVA y los servicios que presta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.