Las familias zaragozanas están cada vez más endeudadas, pero siguen solicitando préstamos. En Navidad, muchos no pueden asumir los gastos de regalos y comidas y se inclinan por pedir créditos rápidos.

Los bancos y cajas de ahorro ofrecen este tipo de servicio, aunque notan sólo un ligero incremento en estas fechas. Sin embargo, las oficinas que ofertan créditos en 24 horas están recibiendo más visitas. «Estamos en pleno crecimiento y, además, con la Navidad, la gente gasta más», explica Jaume Subirana, responsable de Cofidis, donde aseguran que en estas fechas las solicitudes aumentan un 30%.

La mayoría pide poco dinero, lo justo para pasar las fiestas, por lo que el crédito medio oscila entre 1.000 y 2.000 euros. «Nosotros recomendamos siempre al cliente el uso moderado de los créditos rápidos, dados los intereses que conllevan, y recomendamos otros productos, como la reunificación de deudas», señala Javier López, presidente ejecutivo de Credit Services.

En Semana Santa, verano, la vuelta al cole y la época de las comuniones, este tipo de préstamo también se dispara, incluso más que ahora, y con cantidades que se acercan a los 4.000 euros.

Estos créditos se conceden de forma inmediata, sin requisitos especiales, y se establece un plazo de amortización, pero si el usuario quiere amortizarlo antes, puede hacerlo.

Los bancos y cajas tramitan créditos rápidos en un máximo de siete días, pero también tienen servicios para préstamos de menos de 12.000 euros a través del cajero o Internet.

Altos intereses

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) recomienda leer detenidamente el contrato de los créditos rápidos. «Se firman con mucha alegría y no se presta atención a los intereses», explica su delegado, Alberto Cardona. En estas oficinas los intereses van del 11% al 23%, según la demora, y en los bancos y cajas, desde un 6% a un 12%, en el caso de los préstamos vía cajero. Se recomienda al usuario revisar el TAE y no el interés mensual nominal, que suele ser engañoso.