La Policía Foral ha detenido en los últimos días a siete varones por delitos relacionados con violencia contra la mujer y doméstica. Los atestados confeccionados han sido remitidos a diferentes juzgados de Navarra, que instruyen las causas. Un total de 288 varones fueron detenidos por la Policía Foral en 2017 por este tipo de delitos.

En Pamplona, agentes de la Brigada de Policía Judicial Norte han detenido a un vecino de 21 años y con numerosos antecedentes como autor de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa. Los hechos sucedieron en una vivienda en la que se encontraban varios familiares. El joven se encontraba ebrio y comenzó a mostrarse agresivo, hasta que tomó un cuchillo de grandes dimensiones e intentó agredir a un familiar. No lo consiguió porque fue reducido por el resto de personas que se encontraban en la vivienda. Tras interponer denuncia la víctima y tomar declaración a los testigos, el presunto agresor fue detenido, ha informado la Policía Foral.

También en la capital navarra, agentes de la Brigada Asistencial han detenido recientemente a un hombre de 20 años como presunto autor de un delito de agresión sexual. Los hechos sucedieron en el domicilio del detenido, amigo de la víctima, donde estaban pernoctando. En un momento dado, el joven habría supuestamente forzado a la chica a mantener relaciones sexuales contra su voluntad, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de agresión sexual.

En Corella, una mujer sufrió un episodio de amenazas con arma blanca por parte de su pareja durante una discusión. Los hechos sucedieron en el domicilio que ambos comparten, donde el hombre causó diversos daños en la vivienda y amenazó gravemente a la mujer. El presunto agresor, vecino de 34 años con antecedentes, fue detenido en colaboración con la Policía Municipal de la localidad.

En Tudela, una patrulla se desplazó hasta un domicilio en el que una mujer había tenido que resguardarse en una habitación por las amenazas y la actitud violenta de su ex pareja. Cuando los agentes llegaron el hombre, vecino de 45 años con antecedentes, había abandonado el piso y la mujer se encontraba en gran estado de nerviosismo. Minutos después, los policías localizaron en la calle al presunto agresor, que fue detenido.

En Caparroso, agentes de la comisaría de Tudela detuvieron a un vecino de 38 años, con numerosos antecedentes policiales, por amenazar y agredir a su novia. La víctima llamó al 112 solicitando ayuda por haber sido agredida y cuando llegó la patrulla se confirmó que presentaba diversos golpes y erosiones en el rostro y cuello. La víctima fue atendida en el centro de salud de la localidad y el agresor detenido.

Además, agentes de Policía Municipal de Berriozar pusieron a disposición de la Policía Foral a un joven como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. Al parecer, habría amenazado gravemente a varios familiares con un cuchillo, por lo que fue finalmente detenido. Posteriormente, ingresó en prisión por decisión del juzgado que lleva el caso.

Finalmente la Policía Municipal de Burlada ha trasladado a la Policía Foral a un vecino de la localidad de 40 como presunto autor de un delito de malos tratos. Los hechos sucedieron en una vivienda en la que el hombre habría amenazado gravemente a su mujer con un arma blanca. La víctima tuvo que salir de la vivienda para resguardarse y los agentes municipales detuvieron al presunto agresor para su puesta a disposición de la Brigada Asistencial.

Consulta aquí más noticias de Navarra.