016
016 EUROPAPRESS

El Pleno municipal de Almuniente se ha reunido esta tarde en Frula de forma extraordinaria para condenar, de forma unánime, su apoyo a la familia de la joven agredida.

Posteriormente, unos 150 vecinos de la comarca de Monegros y de la localidad se han concentrado para protestar contra la violencia de género y expresar su apoyo a la víctima y su familia, un acto al que han asistido varios munícipes y representantes comarcales, así como de la delegación provincial del Instituto Aragonés de la Mujer y de la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

En declaraciones a Europa Press, Monesma ha resaltado la elevada participación en esta pedanía de Almuniente, donde ahora hay "un ambiente de mayor tranquilidad", tras la detención e ingreso en prisión de los presuntos agresores, aunque ha destacado "la incertidumbre de qué puede pasar el día de mañana" y "cómo va a evolucionar" la víctima, así como sus familiares.

Ha comentado que la Guardia Civil continúa investigando el entorno de los presuntos agresores para evitar represalias y ha puesto de relieve la actuación "ejemplar" de la Benemérita "desde el mismo momento" en que ha ocurrido la agresión, subrayando que "lo detuvieron inmediatamente" y ahora "estamos muy tranquilos". Joaquín Monesma ha pedido que se refuercen los medios policiales en el mundo rural.

NO ESTÁN SOLOS

Ha aludido a la víctima y su familia para decir que "no están solos y vamos a apoyarles en todo lo que haga falta", tanto los vecinos como los servicios sociales.

El Pleno se ha puesto a disposición de la familia para "adoptar las medidas que nos pida, incluso si es necesario personarnos como acusación particular" en el juicio que se celebre.

La concejal de Juventud, Rebeca Cacho, ha aseverado que el Ayuntamiento tomará "todas las medidas necesarias y oportunas" y ha expresado que el ambiente en Frula, "dentro de lo que cabe, es calmado pero con miedo por lo que podría haber pasado". Ha agradecido el "trababjo idóneo" de la Guardia Civil.

MANIFIESTO

Durante la concentración se ha dado lectura a un manifiesto en el que los vecinos expresan la "sorpresa y conmoción" por este caso, así como su condena y repulsa por "los lamentables hechos ocurridos" el pasado domingo "contra una de nosotras por el simple hecho de ser mujer", dejando claro que "estamos todos del mismo lado, con nuestra joven vecina y con toda la familia".

Han hecho pública la "indignación" de Frula y de la sociedad monegrina ante esta lacra social, poniendo en evidencia "las discriminaciones que seguimos padeciendo", lo que les lleva a renovar su compromiso contra la violencia de género.

"Un día, una de esas mujeres puede ser nuestra vecina, pero también nuestra hermana, nuestra amiga, nuestra madre o la compañera de trabajo y ese día será demasiado tarde para lamentarse y buscar soluciones", subrayando que este "es un problema de todos, de mujeres y de hombres, de cualquier clase social, cultura, ideología o religión".

Han urgido a incrementar los esfuerzos ante las "cifras abrumadoras" de violencia de género, animando a "erradicar aquellos comportamientos cotidianos que reproducen la desigualdad y que están en el origen de la violencia de género, contribuyendo a perpetuarla".

Han exigido "un compromiso real" con políticas preventivas y de intervención desde las edades más tempranas, apelando a la igualdad y reivindicando los derechos de las mujeres, en especial en el medio rural, indicando que "es el ámbito local el motor de cambio idóneo para la evolución de quienes queremos vivir y ser representadas en igualdad".

Consulta aquí más noticias de Huesca.