El frío y las precipitaciones con los que ha comenzado la semana en gran parte de la Península aumentarán en intensidad a partir de este martes y la nieve hará acto de presencia en cotas más bajas en el centro peninsular y zona mediterránea, según las predicciones meteorológicas.

La mayor parte de la Península (Valencia y la mitad norte del país) se encuentra en alerta naranja por frío y nieve.

"Al ser muy fría la masa de aire que nos afecta, la cota de nieve está siendo bastante baja, en torno a 600 metros en el área mediterránea, con tendencia a bajar, y podrá llegar hasta los 200 metros en el valle del Ebro", informó el lunes el Instituto Nacional de Meteorología (INM).

A partir de este martes llegará una borrasca atlántica, con frente frío, que afectará de forma significativa a Canarias, con lluvias y chubascos frecuentes.

Cuatro puertos y dos carreteras de la red secundaria cortados

Cuatro puertos y dos carreteras de la red secundaria cortados por la nieve están cortadas al tráfico a causa de la nieve, y en otros siete puertos es obligatorio el uso de cadenas, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Dificultad en las carreteras

La A-2, que estaba cerrada en dos puntos, entre Calatayud y El Frasno, en ambos sentidos; y en Contamina, ambos en la provincia de Zaragoza; ya se ha abierto al tráfico.

Se ha reanudado la circulación en la A-2 entre Calatayud y El Frasno
La circulación está cortada en los puertos de La Lunada, en la provincia de Burgos; y en los de La Rasa, Sancho Leza y Peña Hincada, todos ellos en La Rioja.

Es obligatorio usar cadenas para circular por los puertos del Pinar, en Granada; Cotefablo, Alto de Foradada y Portalet, los tres en la provincia de Huesca; y Canencia, Morcuera y Navafría, en Madrid.

En la red secundaria de carreteras, están cerradas al tráfico la CV-470, a la altura de Utiel (Valencia); y la A-121, en La Almunia de Doña Godina, en la provincia de Zaragoza.

También a causa de la nieve, se registran dificultades para circular por carreteras de las provincias de Cuenca, Huesca, Teruel y Valencia.

El primer temporal importante del año deja en nivel naranja por nevadas el prelitoral de Barcelona y Tarragona, donde se esperan 10 centímetros de espesor de nieve, en la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, el interior de Castellón y Valencia, y las Alpujarras de Almería.

En las zonas altas de la zona centro de la Península se podría llegar a 20 cm de espesor de nieve.

Castilla-León, País Vasco, La Rioja, Navarra, Alicante, el interior de Murcia y el interior de Granada, están en aviso amarillo por nevadas. En Sierra Nevada la nieve podría alcanzar entre 3-6 cm de espesor.

Predicción por comunidades

Consejos

Desde la
Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente del Ministerio de Interior, se recuerda que en caso de que empeoren las condiciones meteorológicas es recomendable:

- Los conductores han de comprobar las predicciones del tiempo antes de iniciar un viaje.

- Llevar cadenas en el maletero, el depósito de combustible lleno y circular con mucha precaución sobre nieve y hielo.

- Emplear el freno motor para reducir la marcha del vehículo y no hacer movimientos bruscos al volante.

- Llevar un teléfono móvil cargado y batería de repuesto para en caso de emergencia avisar al 112.

- En caso de quedarse aislado por la nieve se recomienda permanecer dentro del vehículo con el motor encendido y la calefacción puesta, aireando el interior del mismo cada cierto tiempo para la renovación de aire y asegurarse de que el tubo de escape no está tapado. Si se ve forzado a abandonar el vehículo se recomienda colocar en la antena un trozo de tela de color chillón para su posterior localización.

- En los domicilios que se puedan ver afectados por las temperaturas más bajas, se debe disponer de linternas y velas, pilas, cocinas o estufas tipo camping con provisión de gas, reserva de comida y sistemas de calefacción alternativos al habitual con su correspondiente combustible.

- El domicilio haya enfermos crónicos o personas de edad avanzada se debe asegurar una provisión suficiente de medicinas.